Ex policías piden que les restituyan en sus labores

Únicamente fueron recibidos por personal de recursos humanos quienes les sellaron un documento de su salida de los penales federales; podrían recibir pago por salarios caídos.
Los ex elementos de la corporación municipal ya en libertad.
Los ex elementos de la corporación municipal ya en libertad. (Héctor Mora)

Pachuca

Los 38 ex policías municipales de Pachuca, liberados de los Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos) de Tepic, Nayarit y Villa Aldama, Veracruz, luego de ser acusados por presuntos nexos con el crimen organizado, solicitaron su reincorporación a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de la capital hidalguense.

En conferencia de prensa, afirmaron que son inocentes por lo que pidieron ser integrados nuevamente a sus labores.

Los ex uniformados acudieron a la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Pachuca en donde el secretario, Rafael Hernández Gutiérrez, no los atendió, únicamente fueron recibidos por personal de recursos humanos quienes les sellaron un documento de su salida de los penales federales.

“Lo único que pedimos es la reinstalación de todos y cada uno de nosotros, así lo marca la norma jurídica en Seguridad Pública”, sostuvo Joel Chávez Ledesma.

Solicitaron una respuesta pronta del secretario de Seguridad e incluso del presidente municipal del Pachuca, Eleazar García Sánchez.

En caso de no tener una respuesta favorable analizarán el siguiente paso a dar, aunque subrayaron que actuarán con forme a derecho. Comentaron que incluso podrían solicitar apoyo al gobernador del estado, José Francisco Olvera Ruiz.

Por su parte, Sergio San Juan Nisimura, dijo que regresan con la frente en algo y dispuestos a reintegrarse a la sociedad hidalguense, “hace cuatro años y medio fuimos privados de la libertad y hoy regresamos”.

Recordó que antes de ser detenidos fueron evaluados por el Centro de Control y Confianza en donde aprobaron los exámenes.

Los ex policías calificaron su detención como una injusticia por lo que sus familias “quebraron” económicamente y sentimentalmente.

“Hay muchas familias que se encuentran ya separadas, tenemos esposas que están trabajando y que son el sostén de nuestras familias y nuestros hijos por ende han sido descuidados, lo único que queremos es una reinstalación”, dijeron.

Admitieron que cargan consigo una “cruz” tras su detención en 2009 por las fuerzas federales de seguridad.

Los recién liberados solicitaron al presidente municipal de Pachuca hacer conciencia sobre su situación, “que no nos den largas y nos digan sí te vamos a reinstalar o no, pero que nos digan algo, es lo único que queremos”. Comentaron que ya será una cuestión individual si se presentan alguna demanda o no. “Pero eso se va a llevar otro proceso, lo que queremos es una respuesta inmediata porque también nosotros necesitamos aportar a nuestras familias porque llegamos a ser un peso para ellos”, agregaron. De igual modo, los ex policías coincidieron en que todos desean volver a vestir el uniforme. “Buscamos portar de nuevo la camiseta de la policía municipal, porque siempre nos condujimos correctamente y con dignidad, nunca ofendimos a ninguno de los ciudadanos de Pachuca”, sostuvo Julio Barrera Ríos. “Sí me gustaría volver a portar mi uniforme porque soy policía, porque de eso vivía mi familia, de eso los saqué adelante que hoy se encuentra fracturada por unas declaraciones que no fueron”, dijo.

Edgar Antonio Calixto, señaló que se conducirán con disciplina en sus solicitudes ante las autoridades correspondientes. “No venimos a hacer grulla o hacer alboroto, nosotros tenemos una disciplina y como tal la vamos a demostrar”, refirió. Dijo querer formar parte nuevamente de la policía municipal, “en lo personal yo entre a la policía desde los 17 años, tengo 33 años de edad, toda mi vida he sido policía y quiero volver”, finalizó.

Claves

Con un amparo

- La libertad de los ex policías municipales de Pachuca, detenidos en 2009, se dio gracias a la resolución del amparo 128-2011 emitido por el Segundo Tribunal Unitario de Tepic Nayarit.

- Este amparo decretó la libertad de 38 personas, 30 de ellas del Cefereso de Villa Aldama, en el estado de Veracruz y ocho más del penal federal localizado en Tepic, Nayarit.

- Permanecieron privados de su libertad debido a que fueron acusados de presuntos nexos con el crimen organizado durante el gobierno del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa.

Los liberados

Los ex policías municipales de Pachuca liberados de los Ceferesos responden a los nombres de: Florencio Solís Márquez, José David Núñez Jiménez, Oscar Morales Rodríguez, Pedro Juárez Ibarra, Javier Medina Vázquez, Joel Chávez Ledesma, Juan Tolentino Hernández, Leonardo Julio Núñez Alegría, Nicolás Tolentino.

En la lista de liberados están también Aarón David Segura, Alejandro Mendoza Moreno, Fernando Vázquez, José Gregorio Yáñez Hernández, Luis Méndez Caballero, Sergio San Juan Nisimura, Pedro Lugo González, Alejandro Uribe Mesa, Luis Islas Hernández, Martin Pérez Gómez, Juan Enrique Martínez Torres, Alfredo Sánchez Martínez, Franklin Morales Sifuentes, Juan Jiménez Chávez, Rubén Ramírez Juárez, Hugo Adán Sánchez Cruz.

Además de Édgar Antonio Calixto, Moisés Abel González, Genovevo Alonso Martínez, Herminio Bautista, Enrique Hernández Corona, Fidel Díaz González, Francisco García Ortiz, Julio Hernández Corona, Martin García Lárraga, Marcos Flores Méndez, Raúl Flores del Valle, Benjamín Aburto Campos y Alberto Arenas Rosas.