Ex diputados logran suspensión contra cargos por 280 mdp

El Tribunal de lo Administrativo del Estado concedió la medida cautelar ante la demanda de nulidad que interpuso el ex diputado priista Jorge Villanueva.
El diputado priista, Juan Manuel Alatorre Franco (al centro de la imagen), recordó que también hay una suspensión por la cuenta pública de 2010.
El diputado priista, Juan Manuel Alatorre Franco (al centro de la imagen), recordó que también hay una suspensión por la cuenta pública de 2010. (Sonia Serrano Íñiguez)

Guadalajara

El Congreso del Estado seguirá sin recuperar los 280 millones de pesos que fueron señalados como irregularidades en la cuenta pública de 2009, luego de que el Tribunal de lo Administrativo en el Estado (TAE), concedió una suspensión para que no haya movimientos en el proceso.

Así lo dio a conocer el presidente de la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado, Juan Manuel Alatorre Franco, quien dijo que la demanda de nulidad fue interpuesta por el ex diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jorge Villanueva Hernández.

La diputada por el Partido Movimiento Ciudadano (PMC), Verónica Delgadillo, lamentó que se haya concedido la suspensión, pues recordó que algunos de los legisladores que fueron señalados como autores de las irregularidades, volverán al Congreso del Estado en la próxima legislatura. Esto significa, indicó, que podría dejarse sin sanciones “a los que han robado y saqueado el dinero del pueblo”.

La cuenta pública de 2009 llegó al Congreso del Estado desde noviembre de 2011, por lo que ya tiene más de tres años en proceso de revisión, sin que se hayan fincado los cargos propuestos por la Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ), a pesar de que los diputados no han podido aclarar las irregularidades. A lo largo de las últimas dos legislaturas, los diputados la han dejado en el limbo, para no fincar cargos.

En marzo de 2012, los diputados decidieron devolverla a la Auditoría Superior, porque aseguraron que la revisión que llevó a cabo el órgano fiscalizador tenía inconsistencias. Sin embargo, no enviaron observaciones y quedó en una especie de “limbo”. Finalmente, la ASEJ la devolvió en los mismos términos.

Al comenzar la actual Legislatura, el coordinador de los diputados del Partido de la Revolución Democrática, Enrique Velázquez González, pidió que se recuperara el documento y se aprobara con los cargos.

Alatorre Franco recordó que también hay una suspensión por la cuenta pública de 2010 del Poder legislativo, en la cual se fincaron cargos por 160 millones de pesos. Además, está pendiente la cuenta de 2011, de la que no se han informado formalmente los cargos, aunque el presidente de la Comisión de Vigilancia había declarado que eran unos 440 millones de pesos.

En la sesión que celebró ayer la Comisión de Vigilancia, también se dio cuenta de la resolución que emitió el TAE a favor del Ayuntamiento de Hostotipaquillo, lo que significa que se echan abajo los cargos que se habían fincado del ejercicio 1997.

Los diputados aprobaron remitir con cargos al Pleno distintas cuentas públicas, entre las que está la del Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Siapa) 2009.

Cuenta pública 2009

En noviembre de 2011, la Auditoría Superior envió al Congreso del Estado la cuenta pública del Poder Legislativo de 2009, con cargos por más de 280 millones de pesos

En el informe se señala como responsables de las irregularidades a los diputados que integraban la Comisión de Administración, el ahora alcalde de Tonalá, Jorge Arana Arana y Jorge Villanueva Hernández, ambos del Partido Revolucionario Institucional (PRI); Norma Angélica Aguirre, del Partido Acción Nacional (PAN); Samuel Romero Valle, del PRD; Luis Manuel Vélez Fregoso, del Partido Verde (PVEM); Alfredo Zárate, del Partido del Trabajo y Lorenzo Moccia de Nueva Alianza (Panal)

En marzo de 2012, el Congreso decidió regresar la cuenta a la Auditoría Superior, porque dijeron había inconsistencias en la revisión, pero nunca hicieron observaciones

Al no haber nuevos elementos, la Auditoría Superior regresó la cuenta en los mismos términos

En diciembre de 2012, el diputado del PRD, Enrique Velázquez, pidió que la cuenta se sacara de la congeladora y se votara, rechazándola