Evaluación revela mercado negro de Bienevales

De acuerdo a los beneficiarios, la mitad haría algún tipo de “trueque o negocio”.
Dentro del análisis se aclara que a pesar de la situación que se detectó, el programa cuenta con herramientas para tener éxito en el futuro
Dentro del análisis se aclara que a pesar de la situación que se detectó, el programa cuenta con herramientas para tener éxito en el futuro (Carlos Zepeda)

Guadalajara

De acuerdo a una evaluación realizada por la empresa Indexa de México S.C, a la primera etapa del programa de Bienevales, ésta reveló que los beneficiarios del programa de Apoyo al transporte gratuito, ven la existencia de un mercado negro.

“Los entrevistados dejaron claro que existe un mercado de bienevales entre los estudiantes. Los boletos sobrantes son vendidos, a veces a tres pesos, a veces a dos por tres pesos. Se vuelven una moneda de cambio en las escuelas y circulan fuera de éstas en los establecimientos”, se precisa.

Los beneficiarios señalaron que hay estudiantes que no toman el camión con tal de vender los boletos, “de 100 personas que reciben el beneficio, los entrevistados consideran que la mitad hacen algún tipo de trueque o negocio con los bienevales”.

La evaluación reveló también que la parte más criticada de todo el programa fueron los choferes, ya que comentaron que reciben “malas caras”, “son groseros”, o “se enojan si te ven con el bienevale”.

“En ocasiones no dan la parada si ven que el usuario porta un bienevale. Cuando subió el pasaje del camión pedían una “mochada” por la diferencia. En este sentido, algunos de los entrevistados comentaron que preferían llevar los cincuenta centavos ya preparados, junto con el bienevale, para no enfrentar problemas a la hora de entregarlo”, se precisa.

A su vez, señalaron que serían incluso los choferes quienes harían negocio con los bienevales, debido a que les exigen el boleto con todo y talón, “el cual no desprenden ni devuelven al usuario como comprobante”.

La evaluación reveló también que el sistema de citas no funcionó, pues ésta no era en función a la demanda de los apoyos.

“Un problema adicional fue la duplicación de folios. Una vez que el usuario se inscribía en el programa, recibía un correo electrónico con un formato de confirmación y un número de folio”, por lo  que era necesario que cada estudiante que realizaba la solicitud debía contar con un folio único.

Incluso los usuarios podían imprimir en varias ocasiones el formato, “con datos diferentes cada vez, sin que hubiese ningún tipo de control”.

Otra de las observaciones, es que la información de los beneficiarios no está centralizada, “no existió (y a la fecha no existe todavía) una base de datos común para todo el programa. La información de los beneficiarios de Bienevales se encuentra en bases de datos diferentes”.

A pesar de estas inconsistencias, la empresa aclara que el programa cuenta con las herramientas humanas y presupuestales para tener éxito en el futuro, por lo que las propuestas realizadas a través del documento deberán ser tomadas en cuenta por la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis), responsable del programa. 

Detalles del programa

El programa de transporte gratuito para estudiantes se entrega desde agosto de 2013.

Al inicio del programa se dijo que se beneficiaría a 150 mil estudiantes de Jalisco.

Actualmente hay 196 mil inscritos.

Cada alumno inscrito recibe 200 bienevales por semestre.

Para inscribirse es necesario presentar una constancia de estudios, credencial, orden de pago o carta oficial de la escuela, todos con el año en vigencia.