Piden cabeza de coordinador de comunicación en GDL

Lo señalan por supuesto conflicto de intereses en la contratación de empresas donde participó antes de incorporarse al gobierno municipal.

Guadalajara

Para la coordinación del Partido Revolucionario Institucional en Guadalajara las cosas son claras con respecto a la contratación de las empresas que brindan servicio de consultoría en comunicaciones, y ante una “clara” muestra de conflicto de intereses, pide la destitución del Coordinador de Comunicación Social, Carlos Delgado Padilla y la cancelación de los contratos por 10 millones de pesos a favor la empresa Eu Zen y La Covacha.

En su primera aparición pública ya bajo el rol de coordinador de la fracción del PRI, el edil Sergio Otal Lobo, acompañado de Ángeles Arredondo, señaló que el PRI fue consecuente con el alcalde Enrique Alfaro al dar tiempo para que el municipio comenzara a funcionar, incluso dio voto de confianza en diversas acciones, pero aseguró no se podrán quedar callados ante un acto que a su consideración demuestra “que Enrique Alfaro sostiene un doble discurso, “en el que asegura defender a los ciudadanos pero en el ejercicio beneficia a sus amigos”

Los ediles explicaron que bajo el oficio CCEA7 075/16, el coordinador de comunicación social en el municipio, pidió a la comisión de adquisiciones, la contratación de manera directa, es decir, sin concurso, de las empresas “La Covacha” y “Eu Zen” para la consultoría en comunicación, empresas con las que el mismo funcionario declaró a través del ejercicio 3de3, que tuvo relación previo a su incorporación al gobierno municipal.

Ángeles Arredondo mencionó que esto era una violación al artículo 55 de la Ley de los Servidores Públicos para el Estado de Jalisco y sus Municipios, en tanto que el coordinador de la fracción tricolor, consideró que los actos advierten que el servidor público “intervino de manera directa en la tramitación de un asunto que resulta en un beneficio para él o terceros con quien tiene relación”.

Con dicho argumento, solicitaron la destitución de Carlos Delgado Padilla, así como la cancelación de los contratos con las empresas mencionadas, y el veto de las mismas dentro del padrón de proveedores, además de que interpondrán una denuncia ante la contraloría municipal