Estufas solares a la SEPH

Alumnos de la Universidad Tecnológica Tula- Tepeji (UTTT) son los autores de este artefacto que ahorra energía y ayuda a prevenir enfermedades.

Pachuca

La Secretaría  de Educación Pública en Hidalgo (SEPH) solicitó a alumnos de la Universidad Tecnológica Tula- Tepeji (UTTT) la fabricación de por lo menos 100 estufas solares las cuales basan su funcionamiento en la captación de los rayos ultravioleta emitidos por el sol mediante un material reflejante en forma de parabólica que concentra la luz en un punto central. Estos equipos serán instalados en las Escuelas de Tiempo Completo de la Huasteca.

Según comentaron los creadores de dichos artefactos ecológicos, la petición fue hecha luego de que el responsable de la educación pública en la entidad, durante el pasado Foro Internacional de Educación, Ambiente y Sustentabilidad (FINEAS) 2013 observará como es que funciona la estufa y sus  ventajas.

Entre estas últimas dijeron esta la reducción de contaminación ambiental y el cuidado a la salud de la población, dado que en las regiones en donde se vive en condiciones de extrema pobreza los alimentos se siguen cocinando en estufas de leña que por obvias razones liberan humo, lo que a la larga provoca enfisema pulmonar, cuestión que se puede evitar con esta estufa.

Asimismo, hablaron de la reducción de bacteria en el agua cuando esta es hervida por medio de este sistema sustentable, ya que como es sabido, muchas enfermedades se esparcen a través del líquido vital.

“Lo mismo sucede con la carne, cuando los rayos del sol la impactan directamente los microrganismos dañinos para el hombre son eliminados”, comentó la estudiante de la carrera de Energías Renovables de la Tecnológica Cecilia Caballero Tapia.

En cuanto al tiempo promedio en el que se cocina cualquier alimento en este aparato, especificó dependerá de la radiación solar, por lo que si en la zona en donde se esté empleando la estufa el cielo está totalmente despejado podrían ser de 13 a 15 minutos, tiempo relativamente similar al que demanda una estufa convencional.

En lo que concierne al costo explicó no es mayor a los 2 mil 500 pesos, cantidad que se reduce drásticamente si se construye a base de material reciclado.

“Por esta vía bajaría a mil 500 pesos porque se pueden emplear espejos en desuso o incluso latas de refresco la cual se corta y sirve para forrar la parabólica”, dijo.

Subrayó que el prototipo de la Universidad Tecnológica de Tula- Tepeji, ya fue probado en el municipio de Chapulhuacan por lo que se ha comprobado su funcionamiento y eficacia entre la población.

Se debe destacar que la fabricación de las estufas solares que requiere la SEPH serán costeadas por la misma dependencia, aunque los alumnos que realizaron el prototipo solicitan a las autoridades estatales la facilidad de recursos adicionales para continuar con la creación de nuevos mecanismos que sean de utilidad para la población hidalguense.

“Necesitamos apoyo, por que las ideas y el conocimiento existen nada más que requerimos presupuesto de las instituciones gubernamentales para trabaja”, culminó Cecilia Caballero.