"Nos mandaba a la dirección y nos besaba", denuncian a maestro

Cuatro alumnos de primaria declararon haber sido presas de actos sexuales por parte de su profesor; ante los hechos el docente solo fue cambiado de plantel.  
Comisión Nacional de los Derechos Humanos
Comisión Nacional de los Derechos Humanos (Milenio Digital)

San Luis Potosí

"El salón tenía ventanas con cortinas oscuras, el escritorio estaba pegado a la pared y tenía un mantel largo. Cuando nos llamaba a revisar la tarea, nos acercaba a él y por debajo del escritorio metía su mano por nuestra ropa y nos acariciaba. Otras veces nos mandaba a la Dirección pero el director no estaba; después él iba y nos besaba en la boca, nos abrazaba y nos acariciaba".

Este fue el testimonio de cuatro estudiantes – varones - de sexto grado de la escuela primaria "Ricardo Flores Magón" de la comunidad indígena Chimalaco, en Axtla de Terrazas, un municipio ubicado al sur de la Huasteca Potosina, cuando señalaron a su profesor, Hermenegildo López Hernández, por abuso sexual.

Este viernes la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió la Recomendación número 9 del año y es contra la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE) por esos hechos.

El caso salió a la luz pública, luego de que el padre de uno de los niños fue por él a la escuela después que notó que era tarde y no llegaba; encontrando al maestro besándolo en la boca y tocándole sus partes íntimas. Le reclamó pero el docente negó los hechos.

Dos semanas después, el 18 de febrero de 2014 reportó vía telefónica a la CEDH, señalando que la directora del plantel solo le dijo que dejara las cosas en sus manos, que no denunciara a nadie y que cambiaría al maestro a otra escuela.

Después se hizo una asamblea de la comunidad y representantes educativos que, efectivamente, solo acordaron cambiar de adscripción al profesor.

Otro niño confesó también ser víctima y su padre presentó una denuncia ante el Ministerio Público y surgieron otros dos más, por lo que las autoridades comunales en asamblea acordaron cerrar la escuela. Durante varios días se instalaron con pancartas en mano exigiendo justicia.

Los menores relataron que desde el ciclo escolar 2012-2013, cuando estudiaban quinto grado, el docente comenzaba a abrazarlos y besarlos en la mejilla, pidiéndoles que hicieran lo mismo con él.

En una valoración psicológica, se detectó a los cuatro niños afectación psico-sexual, social y familiar, baja autoestima y notable vulnerabilidad; afectación grave en su estado emocional, ansiedad y temor, actitud hipervigilante, a la defensiva, inseguridad, muestras de agresividad y una actitud desafiante; introversión al relacionarse de forma interpersonal, por temor a resultar dañado, falta de interacción con sus pares; sentimientos de soledad y desvalorización así como rasgos depresivos.

La CEDH radicó el expediente 2VQU-030/2014 y emitió la Recomendación 09/2014 luego de determinar que hubo violación a los derechos humanos a la integridad personal al interés superior del menor, a la libertad sexual y sano desarrollo a los afectados.