Estrenan Ley de Participación Ciudadana en Barrio Antiguo

Van por comunicación directa con el ayuntamiento. La junta vecinal podrá proponer el uso del recurso municipal para problemas de la zona.
La votación de los residentes se realizó en la Casa del Campesino.
La votación de los residentes se realizó en la Casa del Campesino. (Raúl Palacios)

Monterrey

Con el fin de institucionalizar sus demandas y quejas, habitantes del Barrio Antiguo integraron la primera mesa directiva de la junta de vecinos bajo los principios de la Ley de Participación Ciudadana.

A través de un enlace directo entre el representante de la mesa directiva y la Dirección de Participación Ciudadana del municipio de Monterrey, los vecinos podrán hablar sobre las problemáticas de su sector.

El acta con los integrantes de la mesa directiva la firmaron más de 30 vecinos del sector y los alrededores, quienes votaron unánimemente para nombrar como presidente a Gerardo Ramírez Chávez.

La votación se celebró en La Casa del Campesino y asistió también Jaime Delgadillo, director de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Monterrey, quien prometió a los vecinos mantener una comunicación constante con ellos para resolver conflictos.

"Hoy hicimos el primer paso, vincularnos, institucionalizarnos y a partir de hoy tendremos una comunicación muy directa con ellos, para empezar las mesas de trabajo sobre los temas que a ellos les interesa", dijo Delgadillo.

Se trata de la primera junta vecinal organizada que aprovechará la figura de presupuesto participativo, en donde podrán proponer la utilización del recurso municipal para solventar diversos problemas que ellos consideren en su colonia.

Además podrán solicitar a través de Transparencia una audiencia para conocer si se destinaron los recursos a sus demandas.

En diversas ocasiones los residentes han expresado su inconformidad hacia las autoridades por las violaciones al decreto de conservación del Barrio Antiguo, así como la apertura de centros nocturnos que exceden el aforo permitido, el horario establecido para la música, entre otras afectaciones.