Estafan a adultos mayores afuera de tiendas de Saltillo

Al menos tres familias han resultado afectadas por una pareja con un acento extranjero, bien vestida que alude problemas personales, logró despojar de dinero y joyas a plena luz del día.
La PGJE exhorta a evitar caer en tentaciones de intercambio de dinero, vales, billetes de lotería.
La PGJE exhorta a evitar caer en tentaciones de intercambio de dinero, vales, billetes de lotería. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Tres familias residentes de Saltillo, Coahuila, han resultado afectadas en su patrimonio luego de ser estafadas por una pareja con acento extranjero que regularmente se ubica afuera de los centros comerciales, de clínicas o sitios donde se concentra una cantidad considerable de población. 

Los afectados lanzan una alerta para que la ciudadanía no se deje sorprender ni envolver por esas personas y denuncien ante los elementos policiacos cuando se acerquen a ellos.

Marcelo Honorato Lara Saucedo, integrante de una de las familias afectadas explicó que el pasado 14 de abril su madre fue objeto de una estafa.

"Si trastoca la vida y la tranquilidad un evento de esta naturaleza, porque seguramente estuvieron vigilándome a mí, a mi mamá para operar de esta manera, pues tenían muchos datos que conocían de nosotros”.

“Los hechos se registraron en el exterior de Bodega Aurrera de las calles de Emilio Carranza y Presidente Cárdenas en Saltillo. Ellos actuaron en los tres casos abordando a personas de edad avanzada. Fue mi madre quien acude a esta tienda con regularidad por la cercanía”, dijo.

“En el momento en el que sale de realizar sus compras dos personas la abordan, es una pareja que identificó con un acento extraño, aunque no se logró establecer si es extranjera o sureña. Se encuentran muy bien vestidos. Y tras aludir problemas personales, pretenden inspirar confianza y lástima a la víctima", añadió.

A la par aseguran que cuentan con un boleto de lotería premiado y no pueden cobrarlo por no contar con las identificaciones oficiales. Otro caso señala que piden un depósito para que el premio por el monto que señalaron asciende a 400 pesos mil se pudiera hacer efectivo.

“Solicitan una cantidad de dinero o joyas o retirar el dinero del banco y ofrecen llevarte en su unidad automotriz, probablemente inducen la confusión a través de alguna sustancia tóxica, pues mi madre dice que se sintió muy extraña en un momento de la plática que sostenía con él”, dijo.

"Además estudian desde antes a la familia, pues en nuestro caso supieron quienes éramos, ya que en la plática señalaba la persona que extorsiona que conocía incluso amigos míos".

“Una vez que mi madre se encontraba en la casa, juntó las joyas y pertenencias para entregárselas a la señora que le solicitó apoyo, por eso es que comienza a ganarse la confianza de mi mamá. Ya en la plática y tras ganarse su confianza le pide de nuevo las joyas y dinero y ella se las entrega por un monto que asciende a los 300 mil pesos”, aseguró.

También exhortó a los responsables de la operatividad de tiendas departamentales principalmente, aunque también de los lugares donde concentra una mayor cantidad de personas, como centros hospitalarios como los IMSS,  ISSSTE o algún otro, para que se encuentren habilitadas las cámaras de vigilancia que tengan, ya que eso sería de mucha utilidad a la hora de la identificaciones de las personas.

Al retomar la narración, aseguró que luego de que recibieron las joyas, lo que hicieron fue decirle que acudirían a sacar copias de las identificaciones, sin embargo, ya no supo más de ellos, tras hacer conciencia de lo que había ocurrido, la persona afectada se vio envuelta en una crisis nerviosa ante lo que se dio cuenta ocurrió en ese momento.

El entrevistado comentó que le resulta impensable que estas personas se encuentren actuando con toda libertad y la autoridad no sepa quiénes son, de dónde vienen y lo peor que no haya detenidos, pues no se trata de unas personas que tuviera incluso el rostro cubierto cuando cometen sus fechorías, porque además lo hacen a plena luz del día.

Por lo anterior, es que decidió hacer público el caso con el objetivo de que lo que le ocurrió a su familia, no le pase a otras más. En los otros dos casos y en el que  denuncia, la víctima es una persona de edad avanzada, a quien intentan envolver con sus provocaciones de lástima.

resulta impensable que estas personas se encuentren actuando con toda libertad y la autoridad no sepa quiénes son, de dónde vienen y lo peor que no haya detenidos, pues no se trata de unas personas que tuviera incluso el rostro cubierto cuando cometen sus fechorías, porque además lo hacen a plena luz del día.

"Si trastoca la vida y la tranquilidad un evento de esta naturaleza, porque seguramente estuvieron vigilándome a mí, a mi mamá para operar de esta manera, pues tenían muchos datos que conocían de nosotros”, aseguró.

"Mi madre siempre va a hacer el mandado en esta tienda exactamente al departamento de verduras, llega posteriormente la mujer a platicarle lo anteriormente descrito y en un momento determinado otra persona que dice le va a ayudar también llega".

“Esto es para que haya una confianza mayor. Mi mamá dice que le pasaron un teléfono para decirle a mi mamá que iba a ser el aval es donde se destanteó, podría ser que tuviera algo el propio teléfono. La Policía vino y ni rastro de estas personas. Si bien en ningún momento existió violencia, le hicieron alusión a amigos míos, hasta el nombre de los vecinos como para que no desconfiáramos", aseguró.

Finalmente, comentó que hasta el momento desconocen a los responsables de este delito, pero confía en que las autoridades los encuentren y sobre todo para que esto no siga ocurriendo ni en Saltillo, ni en cualquier otro punto de la entidad coahuilense.