Esperan la visita del 50% de connacionales a Altamira, dice CNC

Situación económica e inseguridad causa temor para viajar a tierras tamaulipecas
Temor a la inseguridad frena la visita de mexicanos que viven en EU.
Temor a la inseguridad frena la visita de mexicanos que viven en EU. (Especial)

Altamira

Por problemas económicos e inseguridad prevén que solamente el 50 por ciento de los altamirenses que se fueron a Estados Unidos en busca del sueño americano regresen a la urbe industrial para visitar a sus seres queridos.Nicolás Mejía Castillo, presidente del Comité Nacional Campesino (CNC) en Altamira, indicó que esperan la llegada 600 connacionales originarios de la urbe industrial, lo que es menos en comparación con hace tres o cuatro años que llegaban entre mil o mil 500.

Indicó que se trata específicamente de los altamirenses que son originarios de los ejidos y explicó que los motivos por los cuales no se tiene la misma visita durante las fiestas de navidad y fin de año tienen que ver con cuestiones económicas y de inseguridad.“Los factores por los que no vienen es porque la economía de allá ya no es la ideal, hay desempleo y eso se refleja en sus ingresos y por eso muchos optan por ya no regresar, otro de los motivos por los que no vienen es por la inseguridad que hay”, aseveró.

Detalló que se trata de altamirenses que tienen muchos años radicando en los Estados Unidos y es muy complicado que las condiciones sean las convenientes para que regresen a casa, aunque sea para visitar a sus familiares en las fiestas de diciembre.“Se ha visto muy marcada la disminución de paisanos que regresan a sus comunidades de origen en la temporada decembrina, años atrás sí eran mucho más los que venían.

La llegada de paisanos ha disminuido en un 50 por ciento en comparación a otros años”, sostuvo.

El también síndico primero de Altamira indicó que dicha situación ha contribuido a que las comunidades rurales se queden con poca gente, ya que los hombres cabezas de familia y los jóvenes se han ido a trabajar a la nación vecina del norte.“Hay comunidades en las que se nota mucho y se ve reflejado en la vida de los ejidatarios, que ya son gente de edad que no tienen quién les haga el relevo en sus quehaceres, porque sus hijos se fueron a Estados Unidos.

Este es un problema que está muy acentuado en el sector campesino, la mayoría de la gente que queda es muy grande y está batallando para hacer sus actividades”, explicó Mejía Castillo.