Esperan temporada crítica de incendios para México

La Conafor indica que en los últimos tres años los incendios forestales han dañado a 1 millón 716 mil 847 hectáreas de bosques, pastizales y selvas mexicanas. 
A lo lejos, así se miraba el incendio.
El 36 por ciento de todos los incendios forestales se producen a partir de una quema agrícola (Milenio Digital)

Guadalajara

Con la preocupante incidencia humana como causante de 99 por ciento de los incendios forestales en México, la Comisión Nacional Forestal (Conafor) atisba una temporada seca crítica para el territorio del país por los eventos meteorológicos extremos y la falta de prevención en muchos agricultores y ganaderos que generan incendios con sus malas prácticas con el fuego.

"El gobierno mexicano está preocupado por las afectaciones que los incendios forestales que inciden en el aumento de gases de efecto invernadero, ya que representan el diez por ciento de las emisiones totales en el mundo  y con ello son factor determinante en el Cambio Climático", señala la dependencia federal, que alcanzó acuerdos con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) "para el diseño de las acciones en contra de los incendios pues en el presente año se espera que el periodo será grave".

“En los últimos tres años los incendios forestales han dañado a 1 millón 716 mil 847 hectáreas de bosques, pastizales y selvas mexicanas [...] la razón fundamental para unir esfuerzos es el alto riesgo que se pronostica debido a que el 2013 fue el tercer año más lluvioso desde 1970, lo que provocó gran producción de material combustible en el campo, además de que se vaticina para este periodo, sequía, poca lluvia y altas temperaturas".

Otro de los motivos de la coordinación interinstitucional "se debe a que la media nacional de causalidad de los incendios forestales era del 97 por ciento atribuible a la mano del hombre y este indicador creció en el último año a 99 por ciento mientras que otro dato preocupante es que el 36 por ciento de todos los incendios forestales se producen a partir de una quema agrícola".

De esta forma el gobierno federal, "a través de un compromiso expresado por la Sagarpa coordinará y aplicará con mayor eficacia y eficiencia la Norma 015 que regula el uso del fuego en el campo a través de la calendarización de las quemas controladas y extenderá la vigilancia y la estrategia para la prevención de las conflagraciones en los bosques de México".

Una de las herramientas de las que hará uso esta coordinación "es el mando unificado compuesto por la Conafor; la coordinación nacional de Protección Civil y la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) que tiene como objetivo lograr la coordinación entre los tres órdenes de gobierno para prevenir incendios forestales, definir estrategias de combate y brindar atención a las áreas naturales protegidas durante la temporada de incendios", añade el organismo.

Además la Conafor y el Servicio Forestal de los Estados Unidos firmaron el Convenio de colaboración de Incendios Forestales, como estrategia para el combate de los siniestros que se presenten en la zona fronteriza entre los estados de Sonora y Arizona. "Son instrucciones reducir la pérdida de recursos forestales, proporcionar seguridad a la población de ambos países, así como facilitar el intercambio de información sobre el combate de los incendios forestales, incluyendo aspectos de prevención y entrenamiento entre combatientes mexicanos y estadounidenses".

Hasta el momento, en las 31 entidades de la república y el Distrito Federal "se ha realizado la apertura de 15,172 kilómetros de nuevas brechas cortafuego, así como la rehabilitación de 10 mil 307 kilómetros de brechas cortafuegos que ya existían, además de otras acciones como 865 hectáreas de quemas controladas y 951 kilómetros de líneas negras como parte del Programa Nacional de Prevención de Incendios 2014".

Los bosques, pastizales y selvas "tienen la capacidad de mitigar el cambio climático, debido a que proporcionan servicios ambientales entre los que se encuentran dos procesos relacionados al ciclo del carbono, como lo son: la fijación o captura de carbono y la reducción de emisiones debidas a la deforestación y degradación forestal. Sin embargo, los incendios eliminan estas superficies que son hábitats y refugios para la biodiversidad, así como barreras contra desastres naturales, además de que elimina árboles y reduce la capacidad del ecosistema para absorber el dióxido de carbono presente en la atmósfera".