Esperan se cumpla con reubicación de rutas  

Vecinos de El Santuario pidieron que por Santa Mónica pasen sólo cuatro
Antes del acuerdo, en la calle Santa Mónica circulaban 17 rutas.
Antes del acuerdo, en la calle Santa Mónica circulaban 17 rutas. (Sonia Serrano)

Guadalajara

Después de protestar por las decisiones que tomaron las autoridades sin consultarles, vecinos de El Santuario esperan que esta semana se cumpla con los compromisos que se establecieron este fin de semana, para que principalmente, se reduzca el número de rutas que transitan actualmente por la calle Santa Mónica.

El sábado, en una reunión en la que estuvieron presentes los inconformes, así como representantes de la Secretaría de Movilidad, del ayuntamiento de Guadalajara, del Colegio de Arquitectos e Ingenieros, así como de una de las empresas responsables de las obras del Tren Ligero en este tramo, se acordó que el número de rutas pasaría de 17 a sólo cuatro.

Una de las opciones –que está por decidirse-, es que éstas sean trasladadas a la avenida Federalismo, con el fin de desahogar esta calle, la cual se tomó como alternativa por la Semov, una vez que se iniciaron los trabajos de la Línea 3.

La señora Teresa Gómez, quien es representante de los vecinos, destacó que un primer paso se dio este domingo, cuando la Secretaría de Movilidad comenzó con el retiro de las señales de tráfico por medio de las cuales se les prohibía estacionarse por la calle Liceo, a donde se pretendía desviar otras rutas.

“El día de hoy [domingo], pues algunas cuadrillas pasaron levantando ya las charolas de que se prohíbe el estacionamiento en la calle de Liceo”, declaró.

Subrayó que esto da cumplimiento a uno de los compromisos, debido a que las autoridades no habían tomado en cuenta que en este punto se tiene una pendiente que resulta peligrosa actualmente para los automovilistas, y que se agravaría con la entrada de los camiones.

Gómez comentó que las autoridades se comprometieron también, a darles más detalles sobre las obras de la Línea 3, pues hay muchos asuntos de los que no fueron enterados cuando se les habló del proyecto.

Unas de las principales inconformidades, obedece a las afectaciones que han comenzado a presentar algunas de las fincas, ya que decenas de vecinos escucharon algunas detonaciones, las cuales señalaron, se habrían utilizado explosivos, a pesar de que en la reunión se les dijo que no.  

Los vecinos sostendrán una reunión más con las autoridades esta semana, en la cual esperan que ya se haga oficial los compromisos a los que se llegó este sábado.