Escuelas encarecen el regreso a clases

Además de los libros, uniformes y demás, se deben adquirir productos ajenos a los estudios, reclama Unión de Padres de Familia; exigen fiscalizar listas.
Los padres de familia solicitan que escuelas informen qué hacen con las listas extra.
Los padres de familia solicitan que escuelas informen qué hacen con las listas extra. (YAZMÍN SÁNCHEZ)

Tampico

Cada regreso a clases resulta excesivo el gasto que se genera tan solo en dos quincenas, un padre de familia gasta por alumno de una escuela federal alrededor de 3 mil pesos incluyendo libros, uniformes, cuotas escolares, zapatos, tenis y demás, incluso llegan a pedir artículos para el aseo, indicó David Hernández Muñiz, consejero de la Unión Nacional de Padres de Familia comité sur de Tamaulipas.En escuelas particulares se eleva el gasto hasta 13 mil pesos por alumno, incluyendo la cuota familiar, dicho  incremento comparado con el ciclo escolar pasado ha sido entre 25 a 30 por ciento, en ambos casos no se respeta la lista de útiles marcada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) ya que los directivos agregan material extra que al término del ciclo escolar no se sabe adonde fue a parar.

“Se debe omitir esa excesiva lista de útiles que al final del año no sabemos dónde va a dar,  se debe supervisar ese material extra, dónde queda, como padres de familia debemos alzar la voz, pero también revisar qué se hace con ese material, es muy importante que los padres estén al pendiente y revisen la lista para que sea lo más económico posible y que no merme en el bolsillo de las familias”, dijo.Consideró que debe haber mayor negociación con las autoridades de las instituciones educativas, para que se reduzca la lista de útiles escolares la cual menciona no tiene razón de ser que estén incluyendo en la lista material extra, en algunos casos es irrisorio lo que exigen, se habla de repelente para moscos, cloro y cientos de hojas blancas o de colores.Hernández Muñiz aclaró que ningún padre está obligado a surtir otro material que no venga dentro de la lista oficial, si no están de acuerdo pueden interponer una queja ante la Secretaría de Educación Pública, pues dijo no es justo que los padres se excedan en los gastos y sobre todo porque son materiales que no se utilizan durante el año,  termina el ciclo escolar y nadie supo dónde quedaron.“Lo que deben hacer los padres de familia es dialogar con los directivos para que no pidan material de más y que sea únicamente lo que marca la lista oficial, porque  si el grueso de los padres considera que no es necesario pueden interponer su queja”, refirió.Expuso que tomando en cuenta que el salario mínimo “es el  mismo” y que el gasto por el regreso a clases tiene un incremento de hasta un 30 por ciento,  la lista de útiles escolares no debe ser excesiva y las instituciones educativas deben hacer entrega de la misma con anticipación, para que los padres se prevengan y cuenten con el suficiente recurso para la adquisición de los útiles.

“Hemos insistido que los padres de familia deben estar consientes de la lista oficial que emite la Secretaría de Educación Pública desde antes de iniciar el nuevo ciclo, para que con tiempo los padres de familia puedan hacer las compras valoren calidad y precio”, aseveró.El consejero de la Unión Nacional de Padres de Familia en la zona conurbada agregó que se debió haber entregado entre el 10 y el 15 de julio,  y solo el 80 por ciento cumplieron con esto, quien no lo realizó estará sujeto a una sanción administrativa por parte de la SEP,  esta medida va dirigida para escuelas públicas y particulares.