REPORTAJE | POR CECILIA ROJAS

Escuadrón canino 'le da vida' a la Policía de Torreón

El fin es detectar enervantes y situaciones de peligro

Se trabaja en binomios que conforman el can y un oficial hombre o mujer, a quien le tienen que encantar los animales. Cada perro tiene un chaleco que es su uniforme y un bozal. 

También cuentan con chalecos antibalas, usados en las pocas ocasiones de balacera.
También cuentan con chalecos antibalas, usados en las pocas ocasiones de balacera. (Cecilia Rojas)

Torreón, Coahuila

En Torreón en septiembre de 2011, ya se contaba con un proyecto para la integración de un Escuadrón Canino que se convirtió ya en el primero que una corporación de La Laguna tiene.

El proyecto fue puesto a consideración y aprobado por la administración del alcalde Eduardo Olmos.

Comenzaron con cinco perros que ya venían entrenados y son de la raza Pastor Belga Malinois, contando actualmente con doce perros, de los cuales seis son cachorros en entrenamiento.

El Escuadrón se integra por binomios que conforman el can y un oficial hombre o mujer, a quien por supuesto, le tienen que encantar los animales.

Adelaido Flores, titular de la Policía en Torreón, señaló que se consideró contar con este grupo especial de agentes, debido a varios señalamientos por ejemplo, la forma en que los oficiales revisaban a los infractores y más a las mujeres que cometían alguna falta.

"Por ejemplo, en los juegos teníamos muchos problemas con las porras. Ya es menos, pero a veces traían algo de droga y no es fácil detectarla. Si es mucha, nosotros ya sabemos a que huele, pero el olfato del perro es cinco veces más fuerte que el nuestro y pueden oler cantidades pequeñas", detalló.

El procedimiento es caminar entre la gente con los canes y no se debe hacer nada más que esperar a que se siente o haga alguna señal particular, que les indicará a los agentes que ahí hay algo.

También manifiestan cuando sienten el peligro, ladrando o alejándose del lugar, ante lo cual los oficiales deben actuar.

Esto amortigua de cierta manera los resquemores de quienes portan los enervantes y en estos casos no les queda de otra que entregar lo que portan.

Perro con chaleco y bozal

Blanca, una joven agente de la corporación, integra binomio con Daniela, una de las canes que ya está entrenada. Afirma que en promedio, el costo de un perro de esta raza y con entrenamiento especial y táctico, puede rondar los 80 mil pesos.

Cada perro tiene un chaleco que es su uniforme y un bozal. También cuentan con chalecos antibalas, usados en las pocas ocasiones de balacera a las que los llevan, pues que cabe recordar, los canes tienen un delicado sentido acústico.

Por su parte, Adelaido Flores destacó que en promedio cada año, la inversión para mantenerlos ronda los 600 mil pesos anuales.

Aunque eso sí, el proyecto fue presentado a nivel federal para que el gasto no impacte las finanzas municipales de manera agresiva y tiene que renovarse año con año.

La salud del perro y su alimentación también son atendidas con cuidado. Estos animales aún son jóvenes, pero se busca seguir el modelo que tienen en Estados Unidos, cuando llega la "jubilación" del can, se le entrega al agente para que viva con su compañero en sus últimos años.

Ahora ya hay cachorritos que están en entrenamiento, comenzando con una nueva etapa de este escuadrón tan especial y bajo la idea de que continúen laborando en el servicio a la comunidad de Torreón.

"El escuadrón canino está a su servicio. Se hizo pensando en el servicio a la ciudadanía", señaló el Teniente Flores.

Resaltó que le dan vida a la corporación, al ser parte de la misma. Participan en los honores diarios y pueden colaborar en situaciones de riesgo y peligro, pues están preparados para esto.

Historia de perros

Sería largo contar la historia de la domesticación de los perros por parte de los humanos. Aunque sí es importante mencionar, que desde entonces hace miles de años y han estado acompañando a la raza humana en las buenas y en las malas.

El instinto de caza del lobo que vive dentro de cada perro, se ha usado también para proteger a sus dueños. Y si bien, también han sido compañía para las personas, amigo, entretenimiento y a veces hasta símbolo de estatus social, la labor de búsqueda, rescate y protección, es algo que ellos saben hacer perfectamente.

La tradición inglesa de la cacería, permitió que los canes de finísimo olfato, fueran ya considerados para actuar en casos relacionados con el crimen, como por ejemplo, en la búsqueda del famoso Jack el Destripador en el siglo XIX.

Sin embargo, el uso en forma de canes específicamente entrenados para ser integrantes de corporaciones, se dio en Europa, en Bélgica, a principios del siglo XX.

Sin embargo, su uso se popularizó durante la Segunda Guerra Mundial, bajo el nombre abreviado de "K9", tanto de los Aliados como de los Nazis, que los usaban para atacar a sus prisioneros en los campos de concentración.

La raza Pastor Alemán, ha sido tradicionalmente la preferida de los militares y policías. Sin embargo, a estas alturas ya hay otras razas haciéndole competencia, siendo ya los escuadrones caninos, una parte fundamental de muchas de las corporaciones policiacas en todo el mundo.