Escenifican en Tlaxcala la crucifixión de Jesucristo

La iglesia católica llama a los sacerdotes a predicar con tolerancia, respeto y amor su encomienda.
En el municipio de Tlaltelulco se representó la pasión y muerte de Jesucristo.
En el municipio de Tlaltelulco se representó la pasión y muerte de Jesucristo. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

En diversos puntos de la entidad tlaxcalteca, hombres y mujeres escenificaron la crucifixión de Jesús, lo que generó la presencia de miles de devotos en templos y calles quienes ratificaron su fe y su religión católica.

En este sentido, el obispo de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón llamó a los sacerdotes a predicar "con amor, alegría y tolerancia" dicha actividad que tiene por objeto llevar a todos los rincones la palabra de Dios.

"El Señor nos ha ungido en Cristo con óleo de alegría y esta unción nos invita a recibir y hacernos cargo de este gran regalo: la alegría, el gozo sacerdotal", señaló el jerarca de la iglesia católica al celebrar misa en la catedral de Tlaxcala.

Apuntó que la alegría del sacerdote, es un "bien precioso no sólo para él sino también para todo el pueblo fiel de Dios: ese pueblo fiel del cual es llamado el sacerdote para ser ungido y al que es enviado para ungir".

Tiempo después, se dio paso a un momento especial de esta celebración en la obispo de Tlaxcala, bendigo y consagró los óleos de los enfermos, de los catecúmenos y el santo crisma, los cuales han de ser medicina, remedio y aliento para "nuestros cuerpos, paz y alegría para nuestros rostros, renovación, conversión y signo para nuestro espíritu".

Asimismo, en los municipios de Chiautempan, Tlaxcala, Xaltocan, Huamantla, La Madgalena Tlatelulco, entre otros, llevaron a cabo la crucifixión de Jesús. Por ejemplo, en Tlaltelulco, hombres valientes y llenos de fe se flagelaron.

Cabe señalar que año con año, jóvenes de ese municipio se prepararon por más de cinco meses para escenificar la pasión y muerte de Jesucristo, y que termina con la flagelación de Cristo, así como de otros personajes que cita la Biblia.