Ganado cuesta 60% más por escasez en México

El 2014 es un mejor año para la crianza, debido a las lluvias que cada 15 días provocan los cambios climáticos, lo que ha generado mayor demanda de bovinos.
Es necesario trabajar en materia de seguridad, lo cual también afectó a la exportación de becerros.
Es necesario trabajar en materia de seguridad, lo cual también afectó a la exportación de becerros. (Yazmín Sánchez)

Tampico

Escasez de ganado en México provocó un incremento del 60 por ciento en el precio del animal en pie y la reconversión de tierras ganaderas a agrícolas, debido a que el precio del grano era más redituable que el de las vacas. 

En el arranque del Congreso Mundial de Ganadería Tropical, la Asociación Mexicana del Criadores de Cebú consideró que el 2014 es un mejor año para la crianza pues incluso los constantes cambios climatológicos han permitido lluvias cada 15 días, generando una gran demanda de ganado.

Aunque dijo desconocer las cifras exactas sobre el déficit de reses, el presidente de la asociación con base en Tampico, Erik Abrahamsson Blankenship, dijo que alrededor del 30 por ciento de los campos ganaderos pasaron a agrícolas en el país, situación que se reflejó en parte del mundo.

Precisó que los lugares donde se tomó la decisión de reconversión fue principalmente en las áreas que más sufrieron por la sequía donde se tuvieron que sacrificar muchas vacas. 

Detalló que Tamaulipas es un área de retos donde el sector ganadero necesita generar más empleos; pero que para ello, es necesario trabajar en materia de seguridad para liberar sus accesos.

Refirió que incluso la inseguridad también ha afectado la exportación de becerros por medio de Tamaulipas, donde en años anteriores cruzaban alrededor de un millón de animales por año hacia Estados Unidos.

“En Tamaulipas necesitamos meternos más a los ranchos y crear más empleo; pero para seguir trabajando en nuestros predios y poder tener acceso tienen que mejorar la seguridad. La inseguridad ha afectado el cruce, pero está mejorando, no sé decir cifras pero definitivamente ha afectado”.

Señaló que el fuerte del sector es la exportación de la genética bovina, la cual se ha incrementado a países como República Dominicana, Estados Unidos y Centroamérica.

“Hoy en día es muy fácil mover semen y embriones en un termo, entonces la genética se está volviendo global y con los avances en informática el mundo se está haciendo chiquito”.

Comentó que, incluso, la oferta y demanda de alimentos en el país es deficitaria, desaprovechando el máximo de hectáreas con el que se cuenta y donde se realizan prácticas con un recurso ineficiente y dependiente de la volatilidad de los precios internacionales.

Recordó que el desafío para 2050 es garantizar la seguridad alimentaria al mundo avanzando en técnicas y modelos productivos y sustentables para el ramo agropecuario. 

“La dependencia a la importación de granos como frijol, maíz, arroz, soya, cárnicos de res, cerdo y pollo nos limita la sustentabilidad de una industria que podría ser fructífera para el desarrollo económico y social en comunidades rurales”.