Pasaje le cuesta la vida a taxista

El sujeto que le hizo la parada al taxi al llegar a su destino se nego a pagar la tarifa que se le estaba cobrando, por lo que entro en conflicto con el conductor
Ernesto Rivera cayó muerto en su casa
Ernesto Rivera cayó muerto en su casa (Noel Vergara)

Altamira

Un taxista perdió la vida; luego de participar en una riña contra un pasajero, el trabajador  del volante resultó lesionado y se retiró a su casa donde cayó muerto. Lo anterior ocurrió al filo de las 19:00 horas de ayer en la vivienda marcada con el número 516 de la calle Ficus de la colonia Arboledas de Altamira. Los hechos narrados por la señora María del Carmen Carrada de Rivera, señalan que su esposo Ernesto Rivera Rodríguez de 57 años de edad se desempeñaba como taxista desde hace algunos años, indicó que antes de morir le explicó lo sucedido a ella y a sus hijos.De acuerdo a lo informado, el trabajador del volante salió de la colonia y la unidad la abordaron 4 personas residentes de ese mismo sector, ya que el taxi tenía ruta. Según la versión, Ernesto llegóhasta la terminal de la zona centro de Tampico donde descendieron los pasajeros, pero presuntamente unindividuo de estatura alta se negó a pagarle la cantidad que le solicitó por llevarlo. Ambos iniciaron una discusión y después pasaron a los golpes, pero el otro sujeto le asestó un golpe en la cara que lo hizo  caer el suelo y golpearse la cabeza con el filo de la banqueta.El taxista quedó inconsciente hasta que despertó cuando era auxiliado por agentes viales y paramédicosde la Cruz Roja, en esos instantes los tránsitos se avocaron a la búsqueda del agresor en los alrededores pero ya no lo encontraron. Como a simple vista no tenía heridas considerables, el taxista decidió noser llevado a un hospital y el mismo manejó la unidad hasta su casa.Debido al severo golpe, Enrique durmió por varias horas, e incluso ya no quiso ir a trabajar pues manifestaba un fuerte dolor de cabeza y sueño.Cuando la ama de casa salió por unas horas, regresó a la vivienda y lo encontró tirado en el suelo y con restos de sangre que salía de su cabeza.La Policía Federal Investigadora, Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público tomaron conocimiento del deceso para después trasladar el cuerpo al anfiteatro e iniciar las indagatorias sobre los hechos y la identificación del presunto agresor.