CRÓNICA | POR VERÓNICA CRUZ

"Gracias al trasplante vi mi sueño realizado"

"Estoy infinitamente agradecido con quien me dono el corazón de su familiar"


Erik García se someterá a un retrasplante de corazón en la Ciudad de México
Erik García se someterá a un retrasplante de corazón en la Ciudad de México (Verónica Cruz )

Reynosa

Nacido el 24 de abril de 1974, Erick García Miranda, actualmente cuenta con 40 años de edad y es maestro de profesión. Fue el 28 de noviembre de 1995, cuando se sometió a una operación que le salvó la vida. Hace 20 años recibió un corazón de parte de un donador anónimo, más sin embargo la vida funcional de ese órgano ha llegado a su límite, por lo que será sometido a un segundo trasplante.

"El trasplante cardiaco tiene cierta edad o cierto tiempo de funcionalidad y pues tal parece que ese tiempo llegó, pero gracias a Dios y a la clínica de ISSSTE, hemos logrado disfrutar el tiempo que se pronosticó, porque no todos los trasplantes logran aprovechar el tiempo que es aproximadamente de 20 años", dijo Erik, visiblemente sereno.

Ante la noticia de que su corazón trabaja actualmente a un 30%, Erik no pierde el ánimo y con el apoyo de su madre y la ayuda del Instituto de Seguridad Social y Servicio para los Trabajadores del Estado (Issste) en Reynosa, tiene nuevamente una oportunidad de vida que, asegura, aprovechará al máximo.

"Es tiempo de reemplazarlo, los médicos dicen que no estoy en una etapa terminal, como lo estuve la primera vez y es por esa la razón que no quieren esperarse a que este nuevamente en esa etapa y por ello es que me dan la oportunidad de aprovechar el retrasplante", expresó.

Cabe destacar que durante estos años en que Erik ha vivido con el corazón de una persona que ni siquiera conoce, ha logrado tener una vida plena, se casó y tuvo dos hijos e inclusive tiene dos empleos.

"El trasplante le da toda la esperanza a un enfermo en etapa terminal, verdad, yo tuve la oportunidad de casarme, ver mi sueño realizado, tener mi matrimonio, deseaba yo formar una familia, la tengo y tengo una niña de 13 años y un bebe de ocho meses, tuve siempre doble trabajo, en la SEP y en escuelas públicas, corrí, salte, me porte bien, me porte mal, lo cual es mucho para alguien que ya da el segundo aliento", comentó.

Erik ha esperado al menos un año en una etapa delicada de salud, por tal motivo viajará a la Ciudad de México, para ser internado en el hospital 20 de Noviembre, donde permanecerá en espera de un nuevo corazón.

"Vamos a internarnos al menos un mes, los médicos del Hospital me dicen que llegan alrededor de una o dos donaciones, por mes y pues esa es mi esperanza, porque aunque me dicen que no estoy en etapa terminal, ya es tiempo y estamos preparados para irnos", comunicó.

Erick García Miranda dice ser privilegiado por la vida, por lo que hace un llamado en general para que el número de donaciones cada día sea mayor, porque él es un ejemplo vivo de que la donación salva vidas.

"El regalo más hermoso que la persona puede hacer hoy en día es la donación de órganos, gracias a un órgano uno está dando vida y esperanza, no solo a quien le dona, sino a quienes le rodean, yo soy un testigo viviente de ello y estoy infinitamente agradecido, no conozco a la persona que me dio el corazón de su familiar, pero yo le doy muchas gracias donde quiera que este", finalizó.

El director del ISSSTE en Reynosa, Ignacio López Padilla, acompaña a Erick en todo momento pues asegura que la institución, por gestiones de trabajo social y con el apoyo del delegado estatal Enrique de la Garza Montoto, se harán cargo de todos los gastos ya que se trata de un derechohabiente, mismo que cuenta con todo el apoyo médico.

"Esto no es muy común, es muy difícil conseguir un trasplante, imagínense hacer un retrasplante todavía es más complicado, porque ya hubo una operación previa, pero tenemos la fe y la esperanza de que pronto encontremos un corazón compatible lo volveremos a intentar", indicó el galeno.