Entrenan para sobrevivir

Los elementos no sólo son capacitados para el combate al crimen organizado, sino también en el respeto a los derechos humanos.

Guadalajara

Lo que me ha permitido mantenerme con vida y de pie, y más que nada sobrevivir, es el adiestramiento que se nos imparte día a día, en estas áreas, y es lo que nos permite seguir adelante y seguir luchando”, son las palabras de uno de los 300 elementos que recibe capacitación en Seguridad Nacional en el Centro de Adiestramiento Regional del 92 Batallón de Infantería, en Jamay, Jalisco.

La vida militar no es sencilla y se caracteriza por la disciplina y la lealtad que se fomenta en cada uno de sus elementos, sin embargo, para quienes la experimentan los sacrificios quedan atrás cuando se reconoce al Ejército como la familia que quizá no se tuvo, pues a las filas de la milicia llegan hombres que se comprometen a defender con su vida a la Patria y a sus compañeros.

Desde las 6:45, la trompeta de orden comienza a sonar, es hora de levantarse y en quince minutos alistarse para presentarse en la cocina y tomar el primer tercio del día, es decir, el desayuno para los civiles.

El comedor en poco tiempo queda atestado, algunos sonriendo por las bromas de los compañeros, otros mucho más pensativos por la jornada que les espera, sin embargo, todos deben estar listos en 30 minutos, para que cuando suenen los tambores de inmediato acudan al aseo general, pues a las 8:15 se realiza la ceremonia más importante del día: honores a la bandera.

Los 300 elementos entonan el Himno Nacional, saludan a la bandera y entonces, una vez que cumplen con su deber a la Patria, comienzan su adiestramiento.

“Se abarcan varios temas, sin embargo, uno de los temas de mayor importancia para el secretario de la Defensa Nacional [Salvador Cienfuegos Zepeda] ha sido el respeto a los derechos humanos, por eso en estas pláticas que son diariamente, por parte de la voz que se da al personal, se incluye ese tema, de tal manera para capacitar al personal de nosotros no podemos violentar los derechos y a las personas”, explica el coronel de Infantería, Pablo Arcos Montiel, comandante del 14 Batallón, mientras los elementos reciben instrucciones sobre las actividades del día.

La capacitación que reciben estos futuros héroes militares está enfocada en Seguridad Nacional, algunos reciben entrenamiento táctico y de práctica en el combate con fuego real en zonas urbanas, mientras que otros son capacitados para responder en caso de ser emboscados y poder contraatacar y un tercer grupo recibe adiestramiento en el uso de morteros.

La disciplina y exigencia física es indispensable para estas actividades, por lo que el acondicionamiento y entrenamiento es fundamental cuando se trata de salvar una vida y más si se trata de proteger al país, “el objetivo es que el soldado reaccione oportunamente para que no se tengan bajas”, agregó uno de los instructores, quienes prefirieron permanecer en el anonimato por motivos de seguridad.

Los adiestramientos que reciben estos elementos no sólo son extenuantes en la parte física sino también mental, pues la concentración es primordial y la experiencia puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

“Yo soy comandante de un pelotón y tengo aproximadamente nueve años prestando mis servicios en este medio y he participado en al menos siete enfrentamientos contra la delincuencia organizada en diferentes partes del país. El adiestramiento me ha permitido sobrevivir y mantenerme de pie”, recuerda uno de los encargados en dar la capacitación a los soldados, mientras estos se preparan para recibir la comida cerca de las 13:00 horas y 30 minutos después reanudar el entrenamiento.

La jornada se extiende e incluye trabajos en los que se comparte el adiestramiento con los elementos caninos que son capacitados para la localización de drogas, como Kisin, un pastor belga que también puede ayudar en el rescate de personas en estructuras colapsadas y a defender a su cuidador ante una amenaza.

A las 18:00 horas el comedor se llena nuevamente y todos tratan de aprovechar lo que resta del tiempo con bromas y comentarios sobre cómo les fue durante el día porque una vez que toquen la alerta de silencio, eso será justamente lo que reine en el campo militar.

Claves

El entrenamiento

- Combate con fuego real en zona urbana (práctica de tiro, táctica militar, detonación de granadas y rescate de rehenes en ambientes reales)

- Emboscada y contraemboscada (práctica de tiro con blancos móviles y táctica de reacción para la contingencia)

- Tiro con mortero (lanzamiento de morteros, dicha arma es de fabricación mexicana y tiene una capacidad de eliminar objetivos a 16 metros de distancia)