Entregan escrituras a 4 mil 062 familias

Con el programa de Regularización de Asentamientos Humanos, el 2013 Gobierno del Estado pudo llegar a ayudar en 26 municipios.
Felices guanajuatenses levantan las escrituras con las que se regularizaron sus predios.
Felices guanajuatenses levantan las escrituras con las que se regularizaron sus predios. (Cortesía)

León, GTO.

Más de 17 mil guanajuatenses que habitaban en asentamientos humanos irregulares, fueron beneficiados con la entrega de escrituras a través del programa de Regularización de Asentamientos Humanos que lleva a cabo el Gobierno del Estado, durante el 2013.

Las familias que ahora cuentan con seguridad jurídica sobre su patrimonio, son habitantes de 182 asentamientos humanos, de 26 municipios de Guanajuato que no habían podido regularizar su situación, debido a la falta de recursos económicos o desconocimiento de los trámites necesarios para hacerlo.

Con el Programa de Regularización de Asentamientos Humanos que realiza la Secretaría de Gobierno, a través del Instituto de Tenencia de la Tierra, se entregaron durante este año 4 mil 062 escrituras que benefician a 17 mil 467 personas.

El secretario de Gobierno, Antonio Salvador García López, felicitó a los ciudadanos y a las autoridades que participan en este programa que brinda certeza jurídica y garantiza que el hogar que construyeron para sus familias, realmente les pertenece.

“Estas familias hoy tienen la seguridad de que la casa que habitan es suya, tienen la certeza legal sobre el patrimonio que, con tanto de sacrificio, han construido; es el resultado del esfuerzo conjunto entre sociedad y gobierno”.

Cabe señalar que gracias a un convenio que se tiene entre el Gobierno del Estado y el Colegio Estatal de Notarios, a las familias que participan en este programa no se les cobra por las mediciones topográficas ni los trámites que se realizan y únicamente pagan mil pesos por sus escrituras.

La incorporación de estos asentamientos humanos a sus municipios, da la posibilidad a las familias que los habitan, de acceder a programas sociales, servicios básicos y sobre todo, les da certeza jurídica sobre su patrimonio.