Enfrentan artesanos de NL baja en ingresos económicos

Desde la escasa organización de simposios internacionales en el estado, hasta la entrada en vigor de la facturación electrónica, posicionan en una situación crítica al mercado artesanal.
Además, tienen que enfrentar los cierres por remodelación de la Plaza Morelos.
Además, tienen que enfrentar los cierres por remodelación de la Plaza Morelos. (Foto: Gabriela Villegas)

Monterrey

La afluencia de paseantes y turistas en la Plaza Morelos, en específico la Unión de Artesanos de Nuevo León, muestra pocos transeúntes, y por lo tanto, bajos ingresos económicos para los comerciantes.

El paraje se ubica a escasos metros de la calle Zaragoza, y desde la década de los ochentas ofrece un vasto número de artesanías.

En el tradicional mercado abundan las carteras, tequileros y morrales fabricados con piel, que portan un grabado personalizado, ya sean nombres o peculiares frases como "quisiera morir borracho para no sentir tan 'gacho'".

La disminución de ventas no sólo se debe a la 'ola de inseguridad' y cierres por restauración de la calle Morelos, a esto se agrega la baja en simposios o congresos internacionales, tanto empresariales como educativos, que desde hace seis años han dejado casi vacío el amplio corredor, según refieren los comerciantes.

Entre los poco más de 40 locales, al entrar, de lado izquierdo, se encuentran un comerciante, quien desde 1982 ha trabajado en piel vacuna creando estas piezas características de México.

"Antes había muchas conferencias y era lo que más dejaba porque venían en montones y ahora vienen 'puros' grupos chiquitos" explicó el dueño del local, mientras graba el nombre 'Ale' sobre un monedero cuadrado en color azul turquesa.

Sin embargo, eventos como el triatlón Ironman 70.3, el cual contó con atletas provenientes de 240 países, atrajo un despunte al alza en las ventas, según explicaron los comerciantes en el recorrido hecho el día festivo por el natalicio de Benito Juárez.

"Ayer hubo mucho turismo por lo de la carrera, pero vienen a la carrera, a ganar o no sé y se van", expresó el artesano que desarrolla técnica del pirograbado.

No obstante, él no fue el único que disfrutó de gran afluencia de clientes por un corto lapso de tiempo, pues carpinteros ubicados al fondo del paseo comercial muestran indiferencia al cuestionarles sobre el posible aumento de clientela durante la Semana Santa.

Durante los últimos años, pocos turistas acuden a la zona de Morelos en esos días de asueto, según explicaron dos locatarios dedicados a la creación de cintos, sombreros y calzado vaquero.

A estas dificultades, se suma la entrada en vigor de la facturación electrónica, pues algunos consumidores han solicitado el requisito fiscal en forma digital, lo cual es casi imposible de procesar en dichos comercios independientes.

"Cada quien tiene su contador, pero no han dicho que onda, ya hemos ido a Hacienda, pero nos dicen que todavía no", argumentando que tampoco sabían cómo resolver dicho esquema formal.

Otro factor que denota cambio es la nacionalidad de los visitantes, pues los artesanos comentan que, anteriormente, la mayoría de los paseantes eran estadunidenses.

"Hace poco tuve clientes peruanos, pero 'gringos' ya no vienen, antes estaba lleno de 'gringos'", relató el grabador de pieles, mientras coloca pequeños zarapes y bigotes a un tarro tequilero.

Gran parte de los congresos y simposios realizados anteriormente en Monterrey han modificado su sede.

Un ejemplo de esto, es el macro evento organizado por la empresa de cosméticos Mary Kay que desde hace más de dos años se mudó a otros estados llevando consigo posibles ingresos económicos para el sector de Turismo.