Aumentan 20% consultas por enfermedades respiratorias

La Secretaría de Salud realizó una campaña de vacunación en la que se ha aplicado el 80% de 1.5 millones de dosis.

Monterrey

La llegada del invierno trajo consigo un aumento de un 20 por ciento en el número de personas que sufrieron enfermedades respiratorias, comparado con el resto del año, por lo que el Gobierno del Estado aplicó un operativo para vacunar a la ciudadanía.

El secretario de Salud en la entidad, Jesús Zacarías Villarreal Pérez, comentó que ya aplicaron el 80 por ciento de 1.5 millones de dosis que adquirió tan sólo el sector público.

"El tema de influenza, que es el que más nos ocupa en esta temporada y que la vacuna es muy efectiva, ha sido bien aceptada y andamos cerca del 80 por ciento de la aplicación de un millón y medio de dosis en el sector público solamente, es segura y es una medida muy efectiva para prevenirla, la consulta oportuna y el lavado frecuente de manos es muy importante para prevenir enfermedades respiratorias.

"La semana pasada, el viernes, que es el corte de la semana epidemiológica, se habían incrementado un 20 por ciento por los primeros descensos de temperatura que tuvimos semanas atrás", dijo.

Villarreal Pérez mencionó que en la temporada de invierno al formase las inversiones térmicas impide que el contaminante se disperse y eso provoca un incremento en las alergias, rinitis alérgicas y las enfermedades como el asma.

"Y sí aumenta en un volumen importante en esas temporadas al igual que las infecciones respiratorias, a veces es difícil diferenciar una alergia de una infección respiratoria, por eso dentro de las recomendaciones que estamos haciendo es consultar oportunamente ante cualquier síntoma respiratorio", expresó.

Explicó que normalmente reportan a la Secretaria de Salud alrededor de 30 mil consultas semanales por infección respiratoria, que en invierno sube un 20 por ciento.

Muerte digna

Jesús Zacarías Villarreal comentó que la dependencia a su cargo está a favor de la realización de foros donde se promueva una muerte digna en el caso de pacientes con enfermedad terminal, ya que es mejor pasar los últimos días en casa al lado de los familiares, que en un hospital lleno de sombras y tubos.

"La forma de morir dignamente, ideal, es en la casa rodeado de la familia, no en un hospital lleno de sombras y tubos donde a veces se les dificulta hasta el acceso a los familiares más cercanos. Todo esto es una cultura, un cambio cultural, por eso hay que crear esos foros para la difusión del concepto; sí tenemos instalaciones, se ha trabajado, pero tenemos muchos por hacer", comentó.