Vivir con estrés pone en jaque la salud y vida

Claudio Alejandro Argote Olivera, jefe de Enseñanza de la Jurisdicción Sanitaria número 6, señala que a las personas que padecen esta enfermedad, sufren ansiedad, entre otros síntomas muy visibles.
Muchas de las personas que padecen estrés, no tienen capacidad para resolver sus asuntos o problemas individuales.
Muchas de las personas que padecen estrés, no tienen capacidad para resolver sus asuntos o problemas individuales. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Cada vez se ha generalizado el problema de salud mental denominado estrés que causa infinidad de problemas orgánicos a las personas que lo padecen, como son: Insomnio, nerviosismo, ansiedad, cefaleas y que si persiste, problemas de tipo gástrico.

Se presenta en personas, ante situaciones de peligro o pánico, que ponen en riesgo la integridad o supervivencia.

Informó el doctor, Claudio Alejandro Argote Olivera, jefe de Enseñanza de la Jurisdicción Sanitaria número 6, que abarca, los municipios de Torreón, Matamoros y Viesca, que el estrés es una reacción física y mental.

"Las manifestaciones postestrés, son tanto sicológicas, como físicas y desde el punto de vista de las primeras, una persona que está sujeta al estrés, puede presentar diferentes tipos de síntomas, dependiendo de si es agudo o crónico".

"Este último llevado durante varios días, meses o años, produce no sólo riesgos a la integridad de las personas, sino hasta pone en jaque su vida", explicó el especialista.

Añadió que las personas que padecen esta enfermedad, sufren ansiedad, angustia, depresión, insomnio, fatiga, irritación, entre otros síntomas muy visibles, pues ocasiona cambios bio-químicos en el organismo y por supuesto está afectando potencialmente a su salud, pues pierden el apetito, peso y tienen dolor de cabeza.

Incluso muchas de las personas que padecen estrés, no tienen capacidad para resolver sus asuntos o problemas individuales, cotidianos de su vida, sino que se "crean" un estado limitado, en cuanto a sus funciones mentales.

"También se dan casos de neuro-dermatitis en la piel, donde aparecen algunas lesiones que ocasionan comezón, contracciones en la nuca, dolores musculares en el cuello u hombros (mialgias, que son dolores articulares y musculares diseminados en todo su cuerpo)".

"Ya en otro aspecto, disminuyen la capacidad inmunológica del organismo, lo cual lo hace propenso a contraer infecciones virales, incluso procesos oncológicos", expresó Argote Olivera.

Se considera que existen grupos más avanzados con padecimientos producidos por el estrés, a medida que son personas mayores, pero de hecho puede afectar a cualquier individuo, ya sea mujer u hombre.

"Todo mundo estamos expuestos al estrés, hasta el niño, cuando ve a su padre alcoholizado y está escandalizando en la casa, cuando en la escuela es objeto de bullying".

"El adulto, cuando tiene problemas en su trabajo, en su matrimonio, con sus hijos, con sus padres, con los vecinos y las personas adultas mayores, cuando se sienten relegadas o rechazadas de su propia familia".

"Una de las personas que más sufre de estrés es la mujer, cuando está sujeta a violencia intrafamiliar y en el noviazgo donde las féminas no pueden denunciar por miedo o porque son amenazadas por sus parejas, así como cuando existe en ella un embarazo no deseado".

Desde el punto de vista orgánico, la persona resultará afectada en sus órganos "blancos" como son el colon, (colon espástico o colitis nerviosa), el estómago con gastritis.

En cuanto a la prevención del estrés el médico dijo que existen ciertas técnicas de concentración trascendental como el yoga o el tai chi, que permiten bajar los índices en las personas estresadas, aunque también mediante el ejercicio físico diario, abstenerse de ciertas costumbres como el alcohol, las drogas, el café o el cigarro.

"El sacar catarsis, es algo extraordinario y se puede practicar en grupos de Alcohólicos Anónimos y Neuróticos Anónimos, es de muy buena ayuda, el simple hecho de contar con una persona de confianza para desahogarse, platicar con ella y por supuesto con un profesional de la salud mental (psicoterapeuta), que nos pueda proporcionar relajaciones, programadas o físicas, la meditación", señaló.

Finalmente agregó que para aquellas personas que por sus actividades diarias, generan estrés, es necesario que acudan a un psicoterapeuta, cuando menos dos meses por año.