De 2 mil a 108 pesos con celdas fotovoltaicas

Víctor Mayagoitia García de Impresas Mayagoitia, el retorno de la inversión aplicada se da muy rápido. Tiene 10 meses de usuario de paneles solares en su empresa.

Torreón, Coahuila

Los beneficios en la implementación de celdas fotovoltaicas para la generación de energía eléctrica en empresas de la región, ha permitido que muchas de ellas obtengan grandes ahorros en su facturación.

A decir de Víctor Mayagoitia García, de la empresa Impresas Mayagoitia, el retorno de la inversión aplicada se da muy rápido. Anteriormente facturaba más de mil pesos mensuales, ahora el recibo llega solo por arriba de los cien pesos.

Los conceptos que se pagan son el derecho de alumbrado público y el cargo fijo, llegando recibos por una cantidad de 180 pesos, cuando que antes se llegaba a pagar hasta dos mil pesos.

Con diez meses de usuario de paneles solares en su empresa, consideró que se tomó esta decisión no tanto como una apuesta, sino porque los beneficios que se generan en torno al uso de la energía solar son una realidad.

"Los generadores fotovoltaicos son una realidad, en primer lugar porque es lo único que se puede deducir al cien por ciento en el primer año, ya que todo lo que respecta a maquinaria se va a diez años, equipo y transporte a cinco años, mientras que lo fotovoltáico es al cien por ciento deducible el primer año, notándose así el beneficio fiscal", explicó.

Los números no mienten, aseguró y los paneles solares generan una importante cantidad de kilowatts, donde la incidencia promedio anual de luz que se tiene en La Laguna, con lo que se genera, las horas luz al año son datos reales.

Dependiendo el consumo, lo que se invierta se tiene una tasa interna de retorno muy importante y en su caso Mayagotia aseguró que se ubica en 3.2 años, lo que es muy atractivo considerando que la vida útil se va hasta 25 años.

Si hay que invertirle, pero en el transcurso de algunos años se recupera la inversión. Reconociendo que en su empresa se pueden utilizar hasta mil 800 kilowatts al mes en cada uno de los puntos en donde tiene ubicada su empresa.

Indicó que instalar paneles solares en su negocio no le implicó mayores trámites o procesos.

"Los trámites ante CFE nada más, hay que cambiar un medidor bidireccional pero no tiene nada de extraordinario. Sí son lentos los trámites, una vez hecha la instalación, se hace el trámite de los paneles fotovoltaicos, que se llega a tardar hasta seis meses.

El recibo de consumo llega de manera habitual en donde se incluyen los conceptos de lo consumido y generado.

"Si en algún momento se genera más de lo que se consume, se van almacenando teniendo hasta un año para consumirlo y se tiene un año para utilizarlo".

Los conceptos que se pagan son el derecho de alumbrado público y el cargo fijo, llegando recibos por una cantidad de 180 pesos, cuando que antes se llegaba a pagar hasta dos mil pesos.

El sistema fotovoltaico puede ser expandible, por lo que aseguró que pueden comprar más fotoceldas y otro convertidor, para ampliar su capacidad de producción.

La luz solar entra sobre la superficie del arreglo fotovoltaico, donde es convertida en energía eléctrica de corriente directa por las celdas solares.

Después esta energía es recogida y conducida hasta un controlador de carga con la función de enviar a toda o parte de esta energía hasta el banco de baterías en donde es almacenada, cuidando que no se excedan los limites de sobrecarga y sobredescarga.

"Si en algún momento se genera más de lo que se consume, se van almacenando teniendo hasta un año para consumirlo, y se tiene un año para utilizarlo", Víctor Mayagoitia García, Empresa Impresas Mayagoitia.

En sistemas FV conectados a la red, no se usan bancos de baterías.

La energía almacenada o enviada a la red se utiliza para abastecer las cargas durante la noche o en días de baja insolación o cuando el arreglo fotovoltaico es incapaz de satisfacer la demanda por si solo.

Si las cargas a alimentar son de corriente directa, estas pueden hacerse a través del arreglo fotovoltaico o desde la batería.

Cuando las cargas son de corriente alterna, la energía proveniente del arreglo y de las baterías, limitadas por el controlador, es enviada a un inversor de corriente, en donde es convertida a corriente alterna.