Ciclovía Bicentenario está en el olvido

En 2010 la delegación Azcapotzalco construyó un ciclocarril que comunica las estaciones del Metro Refinería con El Rosario. Sin embargo, la vía es invadida por ambulantes, autos y basura.

Ciudad de México

En 2010, con una inversión de 7 millones de pesos, el entonces delegado y ahora secretario general del PRD en la Ciudad de México, Enrique Vargas, inauguró la Ciclovía Bicentenario en la delegación Azcapotzalco, que corre de la estación del Metro Refinería a El Rosario.

Esta infraestructura que se realizó incorporando las vías del ferrocarril frente al Parque Bicentenario tiene una extensión de 4.6 kilómetros y actualmente se encuentra abandonada y en pésimas condiciones.

Durante un recorrido que efectuó MILENIO se observó que los carriles de esta ciclovía se encuentran invadidos por comerciantes un mercado sobre ruedas en el cruce de avenida Ferrocarriles Nacionales y Nextengo, sobre todo miércoles y fines de semana.

También hay baches, montones de basura, heces fecales y desperdicios de construcción, pertenecientes a obras inmobiliarias que se ubican en zonas aledañas a este espacio de ciclistas, los cuales casi no usan la vía.

Asimismo, autobuses de la Ciudad de México (paradero de la estación del Metro Camarones), automóviles particulares y taxis de sitio se estacionan de manera permanente o por varias horas sobre las vías, por lo que dificultan el tránsito en el lugar.

Sin embargo, este problema se extiende porque no se cuenta con las señalizaciones de tránsito correspondientes y al ser vialidades en doble sentido, no solo se pone en riesgo a los ciclistas, sino a los peatones que utilizan esto como una alternativa para desplazarse.

Hay tramos sin luminarias brillan y hay casas de lámina —ejemplo avenida de los Ángeles, poco antes de llegar a la estación del Metrobús Ferrocariles Nacionales y la UAM plantel Azcapotzalco—, por lo que vecinos aseguran que es peligroso transitar de noche por el lugar.

Yo ni loco transitó por este lugar de noche. Está descuidado y en cualquier momento te pueden asaltar, no es una zona muy segura. La utilizamos porque se ahorra tiempo y para hacer ejercicio, pero a plena luz del día”, dijo un vecino.

SOLICITAN PRESUPUESTO

En tanto, el director general de Servicios Urbanos de la delegación Azcapotzalco, Javier Granados, informó que actualmente se encuentran coordinando con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México un presupuesto de 6 millones y medio de pesos para realizar un plan de recuperación.

Dicho proyecto ejecutivo, que se prevé para septiembre, únicamente se prevé mejorar alrededor de un kilómetro y medio, es decir, de Refinería a Camarones. “Todavía hay un proceso de gestión, porque intervienen una secretaría federal y una local. El proyecto ejecutivo debe estarse concluyendo en agosto. Por el atraso en estos recursos se puede iniciar en septiembre u octubre a más tardar”, explicó.

La primera etapa, para septiembre, pero el resto se reparará a lo largo de los tres años de administración.

Los trabajos de recuperación consistirán en trazar cruceros seguros para proteger la integridad de peatones y ciclistas, liberar la zona de comerciantes ambulantes, colocar luminarias, instalación de jardines y juegos recreativos.

“Se buscará que los domingos, el tianguis pueda convivir con los ciclistas, es cosa de que se dialogue. Nos han reportado que los desarrolladores inmobiliarios dejan cascajo en la zona, pero es por la noche por lo que ya solicitamos a seguridad pública realizar operativos para detener a los infragantes”, concluyó.