Lerdo, estancado y sin desarrollo: Empresarios

'Lerdenses A. C.', analiza indicadores de Infraestructura, Desarrollo Económico, Educación, Tenencia de la Tierra, Seguridad, Movilidad Urbana y Conectividad de los tres últimos años en el municipio.
Entre las fallas de Lerdo está en Movilidad Urbana, pues el único bulevar que tiene es el Miguel Alemán.
Entre las fallas de Lerdo está en Movilidad Urbana, pues el único bulevar que tiene es el Miguel Alemán. (Miguel Ángel González Jiménez )

Lerdo, Durango

Luego del análisis que realizó Empresarios Lerdenses A. C., a diferentes indicadores como Infraestructura, Desarrollo Económico, Educación, Tenencia de la Tierra, Seguridad, Movilidad Urbana y Conectividad de los tres últimos años de la ciudad, advierten un estancamiento en el desarrollo del municipio.

Aunque reconocen avances en la administración municipal de Luis de Villa Barrera, estos sobresalen por la opacidad de sus antecesores, así como de otros factores, incluidos al fortalecimiento de la seguridad que generó mayor confianza en inversionistas.

Sin embargo, los paradigmas que existen en las autoridades lerdenses de antes y el de ahora impiden que el municipio crezca.

Gerardo Ibarra resaltó que el municipio, a más de un mes de culminar con la administración de Luis de Villa Barrera no alcanzó a generar condiciones para optimizar su potencial.

Debido a que en Lerdo no existe un organismo encargado de evaluar las acciones de la clase gubernamental, 'Empresarios Lerdenses', accedió a informar sobre la calificación que otorgan al municipio en torno a los diferentes indicadores mencionados con anterioridad.

A través del líder empresarial Gerardo Ibarra Rodríguez, integrante del organismo que en noviembre del 2014 quedó constituido formalmente, señaló que la finalidad es representar y defender los intereses de los empresarios, así como fungir como un organismo de vinculación con las dependencias federales, estatales y municipales.

Las ideas formuladas por administraciones pasadas orientadas a dejar a Lerdo como una ciudad residencial "querían que fuera Lerdo una ciudad solo para dormir y que fueran a trabajar a Gómez Palacio o Torreón".

Ha ocasionado que hasta con De Villa Barrera no exista un Parque Industrial, esto pese a que en el municipio hay la necesidad de contar con instalaciones para el sector industrial y con ello tener la posibilidad de atraer a nuevas empresas de las dimensiones de la maquiladora Siete Leguas, que genera 5 mil empleos y que convierte al municipio como el centro maquilero más importante del país.

Aunque por el momento las reservas territoriales del municipio están restringidas, debido a que no ha hecho lo posible por gestionar apoyos con el Gobierno Federal y estatal para adquirir más. Por lo pronto un anteproyecto de la construcción de un agroparque está detenido.

Ibarra Rodríguez destacó que no solamente en materia de infraestructura existen paradigmas, pues inclusive también conoció a representantes del gobierno municipal que se rehusaban a instalar supermercados más grandes debido a que aseguraban que con el tradicional Mercado Donato Guerra era suficiente para abastecer a la población.

Sin embargo, con el paso de los años no hubo otra alternativa que instalar tres tiendas de cadenas de supermercados importantes ante las demandas ciudadanas y actualmente van por una cuarta de la cadena AlSuper que se acaba de anunciar.

En otra área en donde también ha prevalecido las ideas arraigadas de antaño, es el retraso en la instalación de espacios de entretenimiento no naturales, como salas de cines, pues aún en la actualidad Lerdo no cuenta con estas instalaciones.

Para el representante empresarial, Lerdo tiene muchas áreas de oportunidad, sin embargo, aún no han sido explotadas y esto ha ocasionado también su retraso.

Hay necesidad de contar con instalaciones para el sector industrial y con ello tener la posibilidad de atraer a nuevas empresas de las dimensiones de la maquiladora Siete Leguas.

En cuanto a infraestructura desarrollada por la administración de Luis de Villa calificó al municipio con un 8 y señaló que aún tiene carencias, no obstante, hubo un importante impulso con la construcción de un gasoducto que está por arrancar y que se viene desarrollando de Chihuahua a Lerdo, mismo que aseguró será un beneficio importante para toda La Laguna.

La dimensión del gasoducto es de cuatro pulgadas y recordó que el gas natural es el combustible más barato y requerido por la Industria.

Otro de los conflictos que surgieron en el pasado, son los doce fraccionamientos sin regularizar que existen en Lerdo y que es consecuencia de malos procedimientos por los fraccionadores, así como por las indolencias de las administraciones municipales.

En cuanto a Servicios Públicos para el representante de Empresarios Lerdenses, el municipio tiene una calificación de 8.5, pues actualmente son pocos los sectores que no tienen agua ante la perforación de dos pozos más, esto aunado a la reconversión del alumbrado público a tecnología LED.

Entre las fallas de Lerdo es en relación a la movilidad urbana, pues el único bulevar que tienen es el Miguel Alemán y prácticamente se ha vuelto únicamente camino para las rutas urbanas, por eso el líder empresarial destacó que es urgente buscar rutas alternativas, viales.

De igual forma, señaló que es necesario la implementación de un Plan de Desarrollo, así como la conformación de un Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), ello con la finalidad de llevar al municipio por un mejor rumbo.

En materia educativa y social, el municipio ha avanzado y con las tres universidades públicas que tiene como La Universidad Tecnológica de La Laguna de Durango, la Normal Lázaro Cárdenas y el Instituto Tecnológico Superior de Lerdo.

Aunado a las instituciones de educación superior de La Laguna cubren la demanda de egresados de la media superior, mientras que en materia social, las acciones implementadas por el DIF Municipal, como la creación de comedores, llevó a una ligera disminución en el rezago.

Sin embargo, Gerardo Ibarra resaltó que el municipio, a más de un mes de culminar con la administración de Luis de Villa Barrera no alcanzó a generar condiciones para optimizar su potencial.