Empresarios del transporte público respaldan medidas del gobernador

El FUSCEJ llevará a cabo el programa de auditorías técnicas en sus 51 rutas afiliadas.

Guadalajara

Pese a que el decreto emitido por el Gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, para bajar la tarifa del transporte público de siete a seis pesos el pasaje, dificulta el proceso para renovar unidades y adquirir tecnología de vanguardia, los integrantes del Frente Unido de Subrogatarios y Concesionarios del Estado Jalisco (FUSCEJ), informaron mediante un comunicado que respaldan la decisión del ejecutivo estatal y anuncian que trabajarán para mejorar el servicio que prestan.

El presidente de dicha organización, Juan Carlos Villarreal Salazar, en nombre de los 2 mil 500 transportistas agremiados en el FUSCEJ, dio hoy un posicionamiento sobre las medidas anunciadas ayer por el Gobierno del Estado, “hoy tuvimos una reunión extraordinaria con base al anuncio que hace el Gobernador y por unanimidad todos los delegados de nuestra organización aprobaron respaldarlo. Sabemos que es una medida difícil, dolorosa para nosotros, porque esto dificulta el proceso de renovación de unidades, dificulta el proceso para renovar y mejorar el servicio”, expresó.

Villarreal Salazar sostuvo este mediodía un encuentro con los medios de comunicación para iniciar la supervisión de las unidades de la ruta 604, en el marco del programa de auditorías técnicas que inició el FUSCEJ el pasado 04 de marzo, y que se llevará a cabo en sus 51 rutas afiliadas.

El líder camionero aseguró que su gremio no va a disminuir el paso en el proceso para modernizar el servicio del transporte público: “(En el FUSCEJ) queremos ir más allá, queremos implementar la administración única de nuestras rutas, que no haya diferentes administraciones, que haya un criterio empresarial para administrarlas, en tanto llegan las concesiones de ruta única”.

Informó que, por otra parte, ya hay 14 rutas de su organización que se han adherido al sistema de jornadas laborales fijas para los choferes: “Estamos revisando el tema y por ejemplo hay rutas como la 603-B, iniciamos el día de ayer, es una ruta de su servidor, iniciamos con las jornadas de ocho horas -de 6:00 a 2:00 de la tarde; y de 2:00 a 10:00 de la noche- y con turnos discontinuos. Esta medida que tiene una cuestión de logística un poco más delicada la estaremos negociando con todas la rutas para que se implemente”.

Además, se implementó el programa de auditorías para revisar los principales puntos de seguridad en los camiones, mismas que comenzaron a realizarse en las unidades de la Ruta 622.

Finalmente señaló que el FUSCEJ no escatimará esfuerzos para modificar radicalmente el servicio del transporte público y ganar la confianza de la sociedad: “A la gente le decimos concretamente que no todos (los transportistas) son malos y que los transportistas buenos no vamos a permitir que por unos pocos malos perdamos todos; que vamos a asumir la responsabilidad, que vamos a cumplir con lo que el Gobierno nos está pidiendo y cobraremos siete pesos cuando así nos lo merezcamos”.