Empresario denuncia a alcalde de Tlacotepec por amenaza y privación de la libertad

Desde hace cuatro meses quedó integrada la averiguación y no la han consignado
Empresario de espectáculos Marco Antonio Ramírez Gutiérrez, muestra la denuncia.
Empresario de espectáculos Marco Antonio Ramírez Gutiérrez, muestra la denuncia. (Foto: Apolonia Amayo)

Tehuacán, Puebla

El empresario de espectáculos Marco Antonio Ramírez Gutiérrez, hizo un llamado al ministerio público adscrito para la atención a delitos relacionados con servidores públicos Ariel Martínez Cid, para que consigne la averiguación previa 834/2012/DGSP, en la cual denunció al alcalde de Tlacotepec de Benito Juárez, Enrique Ramos Bernardino, por los presuntos delitos de privación ilegal de la libertad, amenazas , extorsión y abuso de autoridad.Ante medios de comunicación declaró que a principios de julio del 2012 fue contratado por el edil para presentar diversos espectáculos en la feria anual de esa población.

El 7 de julio que fue el último día, se tuvo un baile de éste al alcalde se le quedarían parte de los ingresos por concepto de entradas y la venta de licor; en esa ocasión el munícipe llegó acompañado por otras personas más y comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas.

Ya en estado de ebriedad le dijo a Ramírez Gutiérrez que hicieran cuentas de los ingresos obtenidos, él promotor en un inicio no aceptó porque el alcalde estaba en estado inconveniente, le propuso que fuera al día siguiente.

Ante la insistencia del presidente municipal aceptó para ello él alcalde llevo a personal de su confianza para que hicieran el conteo del dinero, se le informó que hubo un ingreso aproximado a los 120 mil pesos, el munícipe no quedo conforme con la suma captada y ordenó a sus policías que no lo dejaran salir hasta que entregara el dinero que faltaba.

Al impedir la salida se quedaron retenidas personas que distribuyeron cerveza, vendedores de comida y gente que tuvo a su cargo el equipo de audio.

Alrededor de las 13;30 horas del 8 de julio llegaron los abogados del detenido, fue entonces cuando Ramos Bernardino le indicó que no se iría si antes no firmaba un pagaré por 173 mil pesos que a decir del presidente municipal era la suma que le debió haber entregado, como el empresario se opuso, uno de los policías cortó cartucho y le colocó el arma en la cabeza obligándolo a firmar el documento, solo así le permitió que se retirara del lugar.