Derrame en arroyo causa muerte de animales y de flora

Es el saldo que dejó la dispersión de cianuro proveniente de la mina Proyecto Magistral, la población sufre las consecuencias de que esa procesadora fuera instalada. 
Hace un par de semanas fue derramada una solución que contiene cianuro.
Hace un par de semanas fue derramada una solución que contiene cianuro. (Luis Alatorre)

El Oro, Durango

Tras una hora de camino sinuoso, entre rocas y terreno húmedo que dejó el paso de un fuerte corriente, se llego a la desembocadura del arroyo “La Cruz”, donde hace un par de semanas fue derramada una solución que contiene cianuro y que es utilizada por la empresa Proyecto Magistral para el procesamiento en la extracción de oro.

Lo verde del entorno que ofrecen a lo lejos, estos cerros tapizados de árboles de diferentes variedades, marca una diferencia sobre aquellos que se encuentran sobre o a la orilla  del cauce del arroyo y fueron alcanzaron por esa agua contaminada, pues al contacto con ese compuesto químico quedaron inertes y secos.

En las raíces de los árboles está pegada una costra verde turquesa que es del metal que los toco.

El agua que transita en ese momento por el arroyo, es transparente producto de lluvias recientes, no hay residuos de color rojo que caracteriza a la tierra de los jales, no hay olor que identifique el químico, pero eso no exenta al contraste físico de los árboles que en sus raíces y ramas muertas está pegada una costra verde turquesa que es del metal que los toco.

A lo lejos se logra apreciar los restos de una de las cuatro vacas, que a decir de los pobladores de Magistral murieron cuando al pastar acudieron al arroyo a beber de esa agua y murieron casi de inmediato, sin embargo, el animal difícilmente puede ser identificado debido a que la gente, por temor a una peste, lo quemo y le roció cal para acabar con posibles males que pudiera despedir.

Hacia arriba de la cañada se escuchan los motores de los camiones, que transitan por los caminos para llegar a la presa de jales, conocida así porque es ahí donde depositan los desechos de los desechos una vez que son tratados con estos componentes químicos en la planta.

Los camiones cargan piedra y grava de los cerros aledaños, a fin de fortalecer la cortina de la infraestructura que ellos mismos levantaron, pero que fue insuficiente hace dos semanas ante el diluvio que cayó y que generó el incidente.

Caro le ha salido a la población el entusiasmo, que hace nueve meses le dejo el saber que se instalaría esa procesadora y les daría empleo, mas al resentir ahora el daño que está causando a su entorno, sin embargo, nadie dice nada, todos se protegen y se vuelven cómplices de este daño más a conveniencia que por gusto, ya que saben de que ahí está el ingreso seguro.

En confesión, sostienen que a la valoración del proyecto, a los inversionistas se les vendió la idea de que en Magistral del Oro estaba desierto, que no había gente y que por tanto no habría riesgo de quejas y peor aún, de posibles daños a animales, flora y fauna.