Lleva el emprendimiento hasta en los poros

Sergio Eduardo Castrillón Ruiz, no sólo tiene el gusto por la arte, el canto y la pintura. Aprendió carpintería y uno de sus proyectos es un negocio que proveé de insumos a artistas en ciudad Lerdo.
Dedicado a la pintura a los 17 años, sus padres decidieron comprarle un equipo de pintura en lugar de un Xbox, siendo más productivo.
Dedicado a la pintura a los 17 años, sus padres decidieron comprarle un equipo de pintura en lugar de un Xbox, siendo más productivo. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

Ingeniero Industrial egresado del Tec Milenio, sus raíces están más vinculadas a lo artístico. Para Sergio Eduardo Castrillón Ruiz, el concepto de emprendimiento no es algo que haya aprendido como tal únicamente en la universidad.

Emulando las acciones de sus padres, desde pequeño vendía copias de cómics entre sus amigos. Hoy a sus 24 años, no sólo tiene el gusto por la arte, el canto, la actuación y la pintura. Aprendió carpintería y uno de sus proyectos es un negocio que proveé de insumos a artistas en ciudad Lerdo.

En base a su experiencia, en breve establecerá una consultoría empresarial con la que pretende asesorar a aquellos emprendedores que como él, desean consolidar sus ideas de negocio en La Laguna.

Marcas como PaintCast (proveeduría de insumos artísticos), El Ejido Gorditas Gourmet Callejeras (restaurante con conciencia ambiental), VintCast, (muebles con madera tratada) y proyectos como Sintiendo el Arte hasta los Poros, dan muestra de su actitud emprendedora, en donde visualiza que cualquier idea que desarrolla debe estar vinculado a la parte artística y de sustentabilidad, que deben involucrándose en los negocios.


Así comenzó a intercambiar sus cuadros en una mueblería por una pantalla plana, dos semanas de un verano los pasó en una carpintería y comenzó a hacer sus bastidores para sus pinturas, naciendo así PaintCast.

Ha desarrollado también la venta de gorditas con un sentido de conciencia ambiental. 

En la actualidad Castrillón Ruíz, está está escribiendo un libro como una guía de experiencias vinculado al emprendimiento. Reconoce que uno de los grandes problemas que se viven en la actualidad se derivan de la falta de educación financiera, “nadie sabe lo que es activos, pasivos e inversión y la gente como no tienen información no tiene empoderamiento y de ahí siento que empiezan las desigualdades sociales”. 

Se ha capacitado y documentado en estos temas. Pero la teoría la ha llevado a la práctica, más que quedarse en una intelectualidad pasiva. Ha logrado diversificarse en actividades económicas diversas, pero dice que la idea no se basa únicamente en crear un negocio por ganar dinero. 

De ahi que ahora tiene la idea de consolidar una consultoría en la que pretende establecer una infraestructura que coadyuve a los emprendedores a aterrizar sus ideas de negocio, con especialistas multidisciplinarios, expertos en contaduría fiscal, publicista, comunicólogo, entre otros, integrando diferentes puntos de vista. 

Siendo un proyecto a corto plazo, aseguró que ya se tiene el registro de marca, donde se irá a escuelas y universidades, para dar pláticas de liderazgo, emprendimiento, trabajo en equipo, ventas, entre otros temas, logrando transmitir todo aquello que ha aprendido.