Emprendedoras tienen mayores oportunidades

México calificó como el cuarto país de América Latina que les ofrece alternativas propicias para emprender un negocio.
Un negocio con la visión de convertirse en empresa de alto impacto, el beneficio económico es tangible.
Un negocio con la visión de convertirse en empresa de alto impacto, el beneficio económico es tangible. (Cortesía)

Pachuca

De acuerdo con el índice del Entorno Empresarial de la Mujer, México calificó como el cuarto país de América Latina que ofrece a las féminas alternativas propicias para emprender un negocio o hacer crecer el ya existente.

Dicho estudio, expuesto en un comunicado por el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), es dirigido por el Economist Intelligence Unit (EIU), en colaboración con el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), miembro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La calificación general se basa en cinco criterios: seguridad y estabilidad, ambiente de negocios, acceso a financiamientos, capacidad y habilidades y servicios sociales.

Los países que obtuvieron los primeros lugares del ranking son Chile, Perú y Colombia. En ellos destaca un bajo riesgo macroeconómico, fuertes iniciativas sobre diversidad de proveedores, sólidos servicios sociales, programas de capacitación para PyMEs bien desarrollados y un amplio acceso a la educación a nivel universitario para las mujeres.

En el documento, el Inadem subraya que la importancia de fomentar un ambiente favorable para las mujeres emprendedoras, no solo contribuye a erradicar los problemas de equidad de género, sino que además mejora la economía por el bien de todos.

“Cuando un sector de la población, (las mujeres profesionales) tiene la oportunidad de emprender en un negocio con la visión de convertirse en una empresa de alto impacto, el beneficio económico es tangible”, sostiene.

La dependencia manifiesta que a nivel nacional, la preocupación de las mujeres emprendedoras es el tener acceso a mentores, pues de esta manera pueden maximizar su potencial, cuestión que luego enriquece la trayectoria emprendedora.

Es sumamente relevante que las mujeres no subestimen el impacto que generen apoyando a otras mujeres en su ámbito. Al compartir su experiencia; una mentora impulsa a otras emprendedoras a seguir adelante con sus ambiciones profesionales.

Se debe recordar que en Hidalgo, en lo que corresponde al Instituto Hidalguense de Competitividad Empresarial (IHCE), a la fecha más de 190 de las 360 Pequeñas y Medianas Empresas que son asesoradas y reciben financiamiento pertenecen a mujeres que, en su mayoría, dirige sus negocios hacia el rubro de servicios, industria y comercio.

El índice se atribuye a que el género femenino cuenta con una disciplina nata que las compromete a terminar los proyectos que inician, es decir  insiste, resiste y persiste.

En cuanto al rango de edades de las mujeres que solicitan apoyo al Instituto va desde los 18 a los 65 años.

El IHCE indicó que la mayoría de las mujeres que solicitan apoyo son de los municipios de Tizayuca, Tula de Allende, Huichapan, Tulancingo, Tepeapulco y Huejutla, aunque particularmente en Huichapan las mujeres solicitan microcréditos, no así en Tula de Allende, en donde por el tipo de negocios que emprenden su solicitud de recursos financieros es superior a 100 mil pesos.

Explicó que los ramos a los que se orientan las empresas de mujeres hidalguenses van desde misceláneas, establecidas formalmente en mercados hasta enlatadoras de alimentos.

Claves

Inadem

- Fomentar un ambiente favorable para las mujeres emprendedoras, contribuye a erradicar los problemas de equidad de género y mejora la economía por el bien de todos.

- “Cuando un sector de la población, (las mujeres profesionales) tiene la oportunidad de emprender en un negocio con la visión de convertirse en una empresa de alto impacto, el beneficio económico es tangible”.

- A nivel nacional, la preocupación de las mujeres emprendedoras es el tener acceso a mentores, pues de esta manera pueden maximizar su potencial.