Más de 2 mil trabajadoras domésticas son explotadas

Felicitas Molina Duque, secretaria del Trabajo en Coahuila, destacó que esta situación representa un 4 ó 5%, según datos del INEGI y se comprometió a garantizar la seguridad a las empleadas.
Las amas de casa manifiestan que las empleadas domésticas son necesarias en sus hogares.
Molina Duque se comprometió a garantizar la seguridad laboral para las empleadas que se dedican a realizar actividades domésticas (Shutterstock)

Saltillo, Coahuila

Felicitas Molina Duque, secretaria del Trabajo en Coahuila, informó que de 52 mil empleadas domésticas que existen en Coahuila alrededor de 2 mil 600 son explotadas laboralmente.

Señaló que se trata de mujeres que llegan de otras comunidades o Estados de la República en compañía de sus hijos pequeños en busca de comida y hospedaje a cambio de trabajo.

Molina Duque comentó que muchas personas piensan que les están haciendo el favor a las empleadas al darles de comer.

Felicitas dijo, que estarán al pendiente de la situación para ayudar a las empleadas domésticas y vigilar que se les dé un pago justo, que vaya acorde a las actividades que realizan.

“Que hay personas que por la comida o por la habitación se vienen de su rancho, viven ahí y no les pagan, es más, se traen a su niños y su niña y ahí se quedan trabajando sin paga”, expresó.

Comentó que muchas personas piensan que le está haciendo el favor de darle de comer a la muchacha que le ayuda, y que eso quiere decir que se están violando los derechos humanos de las trabajadoras.

Destacó que esta situación representa un 4 ó 5%, según datos del INEGI, además de que es una característica que se registra más en la zona norte del Estado, sin embargo se está trabajando para conocer tanto el salario que perciben las trabajadoras, como la situación en la que se encuentran.

Molina Duque, se comprometió a garantizar la seguridad laboral para las empleadas que se dedican a realizar actividades domésticas, asegurando que tienen los mismos derechos que una ejecutiva, además de que en ocasiones, realizan trabajos más pesados sin tener un horario de trabajo, situación que debe ser regulada por la dependencia.