Se quejan de ruido alto por parte de perifoneadores

Habitantes de Matamoros, se han manifestado ante autoridades por la contaminación auditiva que generan. Iniciará Dirección de Ecología a sancionar a quienes rebasen límite de 18 decibeles.
Los vendedores ambulantes han llegado a marcar entre los 50 y 60 decibeles.
Los vendedores ambulantes han llegado a marcar entre los 50 y 60 decibeles. (Domingo López)

Matamoros, Coahuila

La Dirección de Ecología del municipio de Matamoros, empezará a aplicar sanciones a los perifoneadores de la localidad en caso de que sobrepasen los 18 decibeles permitidos para esta actividad.

José Concepción Campa, presidente de la asociación municipal que integra a estos trabajadores, exhortó a las personas que se dedican al comercio ambulante a adecuarse a estos lineamientos, además de que se afilien al grupo que él preside.

“Se han recibido 10 quejas en lo que va del año de vecinos del primer cuadro de la ciudad, donde han alzado la voz por la contaminación auditiva de los perifoneadores, aunada con la de los comercios establecidos en la ciudad que también ponen sus bocinas”, dijo.

Comentó, que la mayoría de ellos utilizan su sonido entre un rango de 50 a 60 decibeles, ignorando que existe un reglamento donde se marca el límite permitido.

Concluyó, que el departamento municipal de Ecología cobra 400 pesos anuales para registrarse como perifonista, donde se otorga un permiso con el que llevan un control además de capacitarlos constantemente.