ENTREVISTA | POR BRENDA ALCALÁ MEJÍA

Emilio Rangel Woodyard Director de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de Conagua

Dijo que el organismo apuesta por la tecnificación y afirmó que el recorte presupuestal a nivel nacional no afectará los programas, los cuales tienen un monto promedio similar al del año anterior.

“Se debe dar un respiro al agua subterránea”

Emilio Rangel Woodyard, director de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de Conagua.
Emilio Rangel Woodyard, director de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de Conagua. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

El responsable del Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Emilio Rangel Woodyard, aseguró que entre los retos que enfrenta la dependencia federal se encuentra el equilibrio del volumen concesionado de 650 millones de metros cúbicos con la recarga anual de los 519 millones de metros cúbicos en la Comarca Lagunera.

Asimismo, dijo que el organismo apuesta por la tecnificación y afirmó que el recorte presupuestal a nivel nacional no afectará los programas, los cuales tienen un monto promedio similar al del año anterior.

El pasado 8 de enero, Rangel Woodyard asumió la dirección del Organismo de Cuencas Centrales del Norte de la Conagua.

Llega a la Comarca Lagunera, ¿y qué es lo que encuentra en la Conagua?

"La tecnificación en la agricultura se ha venido manejando desde años anteriores, uno de los motivos por los que no se ha avanzado en el rubro es por los costos".

Se trata de una zona semiárida con una precipitación pluvial baja, aproximadamente 250 milímetros en promedio. Sabemos que existe un déficit del recurso hídrico y que la recarga es inferior a la cantidad de títulos de concesión.

La columna vertebral del desarrollo económico y social de la zona es la agricultura, por lo que la Conagua tiene un papel sumamente importante en la Comarca Lagunera. Con el diagnóstico ya hecho, ¿se tiene algún plan estratégico?

La meta final tiene que ser la sustentabilidad.

Se debe trabajar en la creación de un equilibrio, efectivamente se tiene un mayor uso de lo que hay de recarga, por ello se tiene el déficit y las consecuencias que ya todos conocemos al respecto.

No hay una solución de la noche a la mañana, tenemos que privilegiar la concertación con los usuarios, necesitamos sostener un diálogo porque ellos son paradójicamente los principales interesados en que el recurso siga disponible a mediano y largo plazo a pesar de que utilizan el agua regando de más, quizá.

Definitivamente se tienen que llevar a cabo proyectos como la rehabilitación de infraestructura y se tiene que tecnificar el riego en el campo.

No es barato y se tiene que ir realizando por etapas. El 80 por ciento del agua se va a la agricultura. Se tiene que regar lo mismo con menos agua para que dé esa forma, de alguna manera se pueda dar un respiro al agua subterránea.

¿Cuántos pozos existen actualmente?

Alrededor de dos mil 300 pozos. De ellos, el 80 por ciento del volumen que se utiliza es de uso agrícola.

Se pretende también mejorar las mediciones de los aprovechamientos, ya que si bien el 95 por ciento de los aprovechamientos cuentan con medidor, sin embargo, no funcionan algunos de ellos. Definitivamente es necesario tener una mayor certeza.

En el tema del arsénico, ¿cómo se encuentra la región?

Está contenida la concentración del arsénico en la Comarca Lagunera con los filtros a pie de pozo en el lado de Coahuila y en el de Durango con los intradomiciliarios reforzados con los dos que se tiene a pie de pozo y uno más que se proyecta.

"Sabemos que existe un déficit del recurso hídrico y que la recarga es inferior a la cantidad de títulos de concesión".

El problema no está resuelto porque sigue estando el contaminante en el agua, producto de la sobreexplotación de los pozos como dicen los expertos, sin embargo la ciudadanía tiene acceso a agua libre del metaloide.

La tecnificación es un tema muy recurrente que finalmente no termina de cristalizarse.

El tema de la tecnificación en la agricultura se ha venido manejando desde años anteriores, precisamente uno de los motivos por los que no se ha avanzado en el rubro es por los costos.

Los principales usuarios del agua subterránea en La Laguna son los pequeños propietarios, que de alguna manera la han implementado en sus superficies, sin embargo, han pedido recursos para llevarla a la mayoría de los usuarios y así hacer un rescate de volumen.

Finalmente, la disminución presupuestal que incluyó el recorte de recurso humano, no afectará los programas, ya que si bien no se incrementaron, tienen una bolsa promedio similar a la del año pasado.