Emigran obreros locales en busca de mejor sueldo

Los bajos salarios que ofrecen industrias en el sur de Tamaulipas hacen que por lo menos 100 trabajadores salgan al vecino estado cada mes al obtener mejor paga. 
Obreros del ramo industrial en Altamira.
Empresa foránea está ofertando más de un millar de plazas para obreros de la urbe industrial. (Cuartoscuro)

Altamira

En Altamira cada semana se van por lo menos 100 obreros de mano de obra calificada debido a los bajos salarios que se pagan en la urbe industrial y a que las prestaciones son por debajo de las que dispone la ley. 

La CTM asegura que harán falta para los tres proyectos grandes que se esperan para este año, sin embargo advierte a los trabajadores que tengan cuidado, pues no siempre las empresas foráneas cumplen lo que prometen.

El lunes por la mañana personal del complejo Etileno XXI, que se edifica en Coatzacoalcos, Veracruz, realizó el reclutamiento de obreros en la plaza de Altamira, aunque tienen convenio con la Oficina Estatal de Empleo, admiten que hacerlo de manera personal les garantiza llevarse por lo menos 100 personas por semana.

Juan Romero, quien realiza el reclutamiento asegura que una parte del proyecto Etileno XXI deberá quedar listo para 2015, sin embargo hay una segunda parte que entrará en funciones para el 2016, y ya se concluyó la mano de obra civil, por lo que están ocupando sólo de mano de obra calificada.

El personal del complejo pretende reclutar por semana a 100 obreros, y se extenderá por espacio de tres meses, es decir pretenden llevarse a 1,200 trabajadores a los que les ofrecen 4 mil pesos por semana, como sueldo base, alojamiento, y 1,200 pesos para viáticos, además de las prestaciones de ley como aguinaldos y vacaciones pagadas.

En la fila de registro hay unos 60 trabajadores formados, y van llegando más, todos son argoneros, es decir soldadores que de manera manual realizan su actividad con gas argón, uno de los más peligrosos, paileros, mecánicos de piso, tuberos, eléctricos y operadores de maquinaria pesada.

Juan Rodríguez Gómez, es argonero, pero además es buzo, puede realizar reparaciones debajo del agua, y asegura que una de las razones por las que busca salir de Altamira es por la mala paga para la actividad que realiza.

“Aquí por lo que hago que es soldar con un gas muy venenoso me quieren pagar la semana a 2 mil pesos, o a lo mejor un poco más, cuando mi trabajo es pagado en otros lados en 4 mil pesos, pero además las empresas me dan de alta en el Seguro Social con un salario más bajo, es decir que si me pasa un accidente me van a dar por lo que estoy cotizando”.

Carlos Hernández Hernández es mecánico de piso, y asegura que en Altamira los obreros en general carecen de prestaciones, no les dan aguinaldos, pues se supone que deberían de recibir un poco más de paga por semana lo que no está ocurriendo, además de tenerse que ir de vacaciones sin goce de sueldo.

El líder de la federación local de la CTM, Jaime García, explicó que sin duda la mano de obra que se va con esta empresa hará falta ahora que arranquen los proyectos fuertes del grupo Alfa, Dragados Offshore y McDermott, donde se ocuparán unos 3 mil obreros, y desmintió que la mano de obra en Altamira está tan barata en lo que respecta al trabajo calificado.

“Hay que tener cuidado con las empresas foráneas porque luego prometen cosas y a la mera hora resulta que no les cumplen, o les dicen que el trabajo es por más tiempo y sólo des dan por algunas semanas”.