Embarga Sepaf vehículo con todo y chofer en Lagos de Moreno

El propietario se negó a bajarse; el automotor debía 21,740 pesos de tenencias y refrendos
Un abogado y profesor de la UdeG en Lagos de Moreno intentó evitar el embargo de un vehículo, negándose a descender del automotor
Un abogado y profesor de la UdeG en Lagos de Moreno intentó evitar el embargo de un vehículo, negándose a descender del automotor (Gustavo González)

Lagos de Moreno

Un abogado y profesor de la UdeG en Lagos de Moreno intentó evitar el embargo de un vehículo, a nombre de su esposa, subiéndose a él y negándose a descender, pese al exhorto de diferentes autoridades para que abandonara la unidad, la cual fue llevada con todo y conductor hasta un depósito vehicular.

Los hechos ocurrieron el pasado miércoles, cuando personal de la recaudadora estatal de Lagos de Moreno llegó a la colonia Colinas de San Javier, a fin de ejecutar una orden de incautación de un vehículo, en contra de Olga Lilia López Díaz, propietaria del mismo.

El vehículo en cuestión era un Chevrolet Corsa, en color azul marino y de acuerdo con documentos mostrados por personal de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf), el automotor tenía adeudos y recargos pendientes por la cantidad de 21,740 pesos, por concepto de cuatro años de refrendos y tenencias vehiculares.

El personal estatal, acompañado de una grúa y su operador, alegaba que ya se había hecho el apercibimiento a la propietaria y que legalmente procedía el embargo del vehículo, en garantía del pago de los adeudos.

Benito Ramírez Martínez, abogado de profesión, catedrático del Centro Universitario de Los Lagos y ex-regidor por el PRD del municipio, al darse cuenta de que el carro, propiedad de su esposa, era subido a la plataforma de una grúa, abordó el vehículo, refiriendo que lo que ocurría se trataba de un robo y que no descendería del automotor hasta que los empleados de la recaudadora desistieran de llevárselo.

El personal de la Sepaf mostró a Ramírez Martínez los documentos que amparaban la acción que llevaban a cabo, pero el abogado se resistió a dejar el vehículo y así fue llevado por la grúa.

Al ver lo anterior, los trabajadores estatales guiaron la grúa hasta la comandancia de la policía municipal, donde explicaron la situación a uno de los mandos presentes, al mismo tiempo que el conductor entregaba un papel pequeño, donde había redactado una denuncia por robo; los oficiales revisaron tanto el papel mostrado por el catedrático como los documentos de la recaudadora y exhortaron a Ramírez Martínez a salir de la unidad, con una nula respuesta.

Posteriormente, la grúa se dirigió hasta las oficinas de la Fiscalía Central, donde de nueva cuenta el conductor rehusó a bajarse del vehículo, pese a la insistencia de agentes investigadores que intentaron dialogar con él.

Finalmente la grúa con todo y el automotor incautado se trasladó hasta un depósito vehicular, ubicado en la carretera Lagos-Unión de San Antonio, donde fue dejado en resguardo y como medida de precaución se les quitó el aire a las cuatro llantas, a fin de que evitar de que el conductor quisiera moverlo y sacarlo del lugar.

Trascendió que Ramírez Martínez permaneció toda la noche dentro del vehículo, aunque por la mañana de este jueves habría llegado a un acuerdo con el personal de la recaudadora para solucionar el conflicto.