Embarga IMSS 100 camionetas a USU por deuda de 17 mdp

Usuarios denuncian supuestos atropellos por parte de la policía estatal durante la retención de los vehículos.
Usan la fuerza pública para retener unidades de transporte.
Usan la fuerza pública para retener unidades de transporte. (Foto: Javier Conde)

Tlaxcala

Al menos cien unidades de la empresa Urbanos y Suburbanos (USU) fueron embargadas por la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMMS), debido al incumplimiento en el pago de cuotas ante dicha instancia que equivalen a 17 millones de pesos.

En el transcurso de la mañana la policía estatal, comenzó con la retención de unidades de dicha empresa, en varios puntos del municipio capitalino, una vez que el IMSS solicitó el apoyo de esta institución a fin de poder recuperar el monto del adeudo.

En un breve comunicado de prensa, la delegación estatal del IMSS informó que la empresa USU debe cuotas obrero-patronales desde el año de 2007 y "ha tenido oportunidades para regularizar su situación, pero no las ha aprovechado".

Además, subrayó que el monto del adeudo es por poco más de 17 millones de pesos; "en garantía de pago y por resolución del Tribunal de Justicia Fiscal avalado por el Tribunal Colegiado, se ejecutó la acción sobre un poco más de cien unidades de la citada empresa.

Aseveró el IMSS que todavía en el mes de febrero se le ofreció a la empresa, la condonación del 90 por ciento de las multas y pagos parciales, pero la compañía USU no las aceptó.

Cabe señalar que durante la movilización, se presentaron quejas por parte de usuarios de este servicio quienes, incluso, supuestamente fueron despojados de teléfonos móviles en el momento en que grabaron el embargo por parte de los policías.

Incluso, la senadora perredista , Lorena Cuéllar Cisneros, se presentó en el estacionamiento "Los Cinevas", ubicados el el bulevar Guillermo Valle, donde la SSPE concentró las unidades de esta empresa; ahí, le exigió al secretario de Seguridad Pública, Orlando May Zaragoza que no se cometieran atropellos hacia los usuarios y los choferes.

Dicho embargo causó malestar entre los socios de la empresa USU quienes señalaron que todos ellos van al corriente de sus pagos ante el Consejo Consultivo, por lo que le pedirían una explicación al presidente del Consejo Consultivo, Víctor Martínez Lozano.

Los permisionarios que pidieron la gracia del anonimato por temor a represalias señalaron que Martínez Lozano, debe responder ante el adeudo que USU tiene ante el Instituto Mexicano del Seguro Social desde le año de 2007.

Además, el decomiso de unidades de esta empresa provocó la suspensión del servicio en sus diferentes rutas, principalmente, en la capital del estado y en su zona conturbada, por lo que miles de usuarios de vieron afectados en sus actividades diarias.