Sindicalizados de Dapas se manifiestan en alcaldía

Son 140 de los 174 trabajadores afiliados al sindicato, quienes se quejan del incumplimiento de varias cláusulas del contrato y acuerdos establecidos el pasado 22 de agosto. 
En la explanada de la plaza principal, los manifestantes, con esporádicos gritos pedían tanto la presencia del alcalde como del director.
En la explanada de la plaza principal, los manifestantes, con esporádicos gritos pedían tanto la presencia del alcalde como del director. (Imelda Torres)

Ciudad Valles

Trabajadores sindicalizados de la Dirección de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Ciudad Valles, detuvieron sus labores desde el miércoles y este jueves marcharon desde las instalaciones del organismo al norte de la ciudad, hasta la presidencia municipal donde se postraron y aseguraron estarán hasta que al director de la dependencia, Eligio Quintanilla González sea quitado del cargo.

Participaron 140 de los 174 trabajadores afiliados al sindicato, quienes se quejan del incumplimiento de varias cláusulas del contrato y acuerdos establecidos el pasado 22 de agosto de este año en la capital del estado.

Caminaron alrededor de dos kilómetros, obstruyendo en ocasiones todos los carriles de norte a sur del boulevard México Laredo, dieron vuelta en la calle Juárez y llegaron a la alcaldía; un pequeño grupo subió hasta la sala de espera, esperanzados a que llegaría el presidente Juan José Ortiz Azuara.

La mayor parte quedó en la explanada de la plaza principal, donde con esporádicos gritos pedían tanto la presencia del alcalde como del director.

Mientras, Juan Ramón Hernández, trabajador de campo en áreas como tomas, descargas y ampliaciones, se sentó a media calle, bajo el sol que a esa hora provocaba unos 35 grados centígrados y dijo que no se quitaría de ahí hasta que llegara Quintanilla Guerra.

Alejandro Ballesteros Corona, dirigente del sindicato señaló que el incumplimiento en algunos de los acuerdos, que son pagos pendientes, se debe a que la DAPAS está en quiebra y culpan al director, por haber metido a más de 40 personas de confianza con sueldos estratosféricos.

"Se gastan más de un millón de pesos en prestaciones mensuales; entonces deberían quitar ese millón que se gastan en esos cuarenta, que se bajen sueldos porque en San Luis Potosí el director gana 43 mil pesos y tienen 200 mil usuarios, y en Valles que son 43 mil usuarios Quintanilla gana 67 mil pesos", aseveró.

Señaló que los de confianza no deberían tener algunas prestaciones que se supone solo deben aplicar al sindicato, como el recibir 75 días de salario como aguinaldo.

"Reciben vales de despensa, uniformes, vacaciones, los cuarenta y todos los de confianza incluyendo al subdirector; ése es el real quebranto", manifestó.