El Zapotillo seguirá suspendido al menos por otros cinco meses

Cuatro resoluciones judiciales firmes impiden el avance del megaproyecto de la Comisión Nacional del Agua; ayer se anunció la ratificación de la última “suspensión definitiva” .
Al megaproyecto también se oponen los alcaldes de la región de Los Altos
Al megaproyecto también se oponen los alcaldes de la región de Los Altos (Mariana Hernández León)

Guadalajara

Ayer se notificó en estrados judiciales la ratificación de la suspensión definitiva 1093/2014 emitida a favor de un grupo de quejosos denominado "hijos ausentes de Temacapulín en Guadalajara", hecho jurídico cuyos efectos, junto al de otros dos expedientes judiciales con las mismas características, así como una resolución de controversia constitucional, mantendrá en pausa la edificación y operación de la presa El Zapotillo, enclavada en el río Verde.

El Colectivo de Abogados informó a MILENIO JALISCO que la notificación corresponde a la resolución del pasado 14 de abril que emitió el IV Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, instancia que "resolvió confirmar y conceder la suspensión definitiva en el amparo de los hijos ausentes de Temaca; es la determinación a un recurso presentado por el gerente de lo contencioso de la Comisión Nacional del Agua, recurso de revisión en el incidente de suspensión 156/2015 derivado del juicio de amparo 1093/2014, que está radicado en el Juzgado 1 de Distrito en materia Administrativa y del Trabajo con sede en Jalisco".

El ministro ponente fue Juan Bonilla Pizano; como la resolución apenas está "para engrose", no se conocen aún los argumentos esgrimidos por los tres ministros del tribunal, sino el sentido de la resolución y el impacto que traerá sobre el megaproyecto de agua cuya finalidad es abastecer a las ciudades de León y Guadalajara.

Esta suspensión definitiva impide que se cambie el estado de las cosas –ante la presunción de que serían irreparables los derechos afectados si siguiera adelante el proceso constructivo-, mientras no se dicte la sentencia final del juicio.

Según la revista electrónica Amparo, una suspensión definitiva "conlleva la tramitación de un incidente que concluye con una resolución en la que el Juez de Distrito ordena a la autoridad responsable que mantenga las cosas en el estado en que se encuentren durante el tiempo que lleve la tramitación del juicio. La formación de un cuaderno especial e independiente del cuaderno principal radica en que lo que el quejoso argumentó dentro del cuaderno principal no influye dentro del cuaderno incidental por tratarse de cuestiones diversas aun cuando guarden relación entre sí" (http://revista-amparo.webnode.mx/news/suspension-del-acto-reclamado/).

En idéntica situación por efectos se encuentran los amparos 1045/2014, promovido por 84 moradores de Temaca, y el que tiene el expediente 1046/2014, promovido por la asociación civil Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo, pues ambos también han recibido ratificación a sus resoluciones definitivas. Tendrán que esperarse al desahogo de los juicios principales y la emisión de sentencia para determinar, a fin de cuentas, si El Zapotillo es legal más allá de los 80 metros a que está permitido se le edifique hasta ahora, en vez de los 105 metros de altura contra los que se ampararon los quejosos por el efecto de inundación de su poblado que esa altura del agua les significa.

El cuarto juicio que impide seguir la presa a 105 metros es la controversia constitucional 93/2012, fallada en agosto de 2013 por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a favor del Congreso de Jalisco, contra actos del gobernador del estado, quien violó las facultades soberanas de ese poder al no consultarlo respecto al aumento de 25 metros en la altura de la cortina, en relación con la asignación presupuestal que ello significaba. De este modo, hay cuatro obstáculos que impiden, por un periodo que podría ser de al menos cinco meses, que el proyecto de agua más ambicioso de la región siga adelante.