En riesgo perderse la mitad de los cultivos de soya

Problemas de plaga arriesgan a más de 13 mil hectáreas de plantíos de esta oleaginosa

Ciudad Mante

Más de la mitad de la superficie que está sembrada con soya, se encuentra en peligro de perderse debido a la plaga conocida como "roya asiática", que acelera el proceso de maduración de la planta y ocasiona una productividad reducida.

Gabriel Anaya Fernández, líder campesino, dijo que la roya es una plaga de muy fácil propagación que cuando infesta a una parcela, es muy fácil que se pase a otras y cause daños, sobre todo en aquellos sembradíos en etapa temprana.

Señaló que para el presente ciclo de siembra, se cultivaron en la zona de El Mante poco más de 27 mil hectáreas, de las cuales, la mitad ya "brincó" el riesgo de verse afectada por la roya asiática y ahora, la preocupación las 13 mil 500 que aún no alcanzan una adecuada maduración.

"El efecto que la roya asiática causa en el cultivo es acelerarle la maduración, entonces si una hectárea te iba a dar una tonelada y media, te puede dar unos 500 kilogramos y eso ya es una pérdida muy grande".

Señaló que hasta el momento en los cultivos de este municipio no se ha presentado ningún caso de pérdida total de la producción, pero si no se toman las medidas necesarias es probable que parte de la producción esperada se pueda perder en su totalidad.

"En otros distritos si hemos visto un avance muy rápido de la roya asiática y una afectación severa, incluso hay sembradíos que se han perdido en su totalidad y es lo que no queremos que se repita en esta región, por el contrario, les hemos pedido a los campesinos que tomen todas las medidas dictaminadas por la junta local de sanidad vegetal y que atiendan estos llamados".

Anaya Fernández, dijo que sería desastroso para la región una afectación severa al soya, si se toma en cuenta que ya se perdió más del 80 por ciento de los sembradíos de sorgo debido a las lluvias, humedad y plagas.

"Realmente si no tenemos cuidado sobre la roya si puede haber consecuencias graves como ya lo ha habido con el pulgón en el caso del sorgo".