Ejidos amparados bloquean meta de la SCT en macrolibramientos

Defensores de núcleos ejidales lamentan que la dependencia federal busque dar “golpes de estado” a los dirigentes ejidales para que se desistan de amparos contra la macro obra. 

Guadalajara

Ejidatarios de tres zonas enclavadas en el trazo del macrolibramiento de Guadalajara señalaron que la SCT no podrá poner en operación los primeros 30 kilómetros de infraestructura, como lo comprometió el director del centro Jalisco de la dependencia, Bernardo Gutiérrez.

Tan sólo en la zona que va de la autopista a México a la carretera a Chapala están interpuestos juicios de garantías por parte de los poblados de la Capilla y Cedros, cuya resolución no se daba en este año a menos que la instancia federal esté dispuesta a negociar un desistimiento.

“No hay ningún interés de la SCT en lograrlo por qué se la ha pasado tratando de imponer autoridades de cada ejido con el afán de que les salga barato el procedimiento de los amparos y de ese modo no van a poder negociar nada con los ejidos”, subrayó Pedro León Corrales, quien es la cabeza legal de los núcleos agrarios.

El problema, agregó, es que la dependencia federal no tiene interés en respetar la actividad ambiental de la zona a que va afectar, no quieren mover de ningún modo el trazo que se le autorizó de forma “viciada” en la manifestación de impacto ambiental que emitió la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.    

De tal modo, el representante de los campesinos consideró obsesivamente optimista la meta planteada por el director del centro Jalisco de la SCT y le garantiza que habrá problemas para rato mientras no entiendan que se debe pagar un precio justo por las tierras y que se deben respetar sus bienes ambientales.