Alamito en el olvido, sin vigilancia y con basura

Al no tener un sistema de recolección en ese ejido, los desperdicios se van a una fosa donde los queman. La Policía de Madero aparece poco y genera que jóvenes beban sin control.

Francisco I. Madero, Coahuila

Sin un sistema de recolección de basura, los desperdicios domésticos en el ejido Alamito se van a una fosa donde con regularidad se realizan quemas sin control.

Carmen Hernández Martínez, quien tiene su vivienda a poca distancia de la fosa, indicó que al no pasar un camión recolector, para que no se junte basura ni generen alimañas, sencillamente le prenden fuego.

Por si fuera poco, en el sitio, aledaño a una pequeña propiedad y a un campo con siembra de forraje, se reúnen jóvenes que se ponen a tomar sin control.

“La policía no llega y cuando vienen pues ya se fueron los muchachos corriendo. O vienen con su sirenota y pues avisan".

“Aquí se la ponen a tomar y se la ponen a fumar, también a miar en pleno callejón. Mire nomás cómo está y ni así nos quieren poner la luz, somos los que estamos en la orilla del ejido y no nos hacen caso. Todo lo dejan para cuando hay bailes y días festivos y candidatos. Luego de placearlos, ni regresan”, apuntó con indignación la señora.

Desde su ventana doña Carmen explicó además que en el ejido la policía preventiva no hace mucha presencia, lo que ocasiona que las conductas de los muchachos se relajen al grado de cometer algunos abusos.

“La policía no llega y cuando vienen pues ya se fueron los muchachos corriendo. O vienen con su sirenota y pues avisan. Aquí parece hocico de lobo porque falta luz. Queremos que haya vigilancia alrededor del rancho. Estamos en la orilla y somos a los que nos pasa de todo y hasta tenemos que aguantar la peste de las vacas del establo que está en la entrada al rancho. Nadie nos hace caso”.

Lo mismo opina el señor J. Pilar Jiménez de 70 años quien sentado junto a su amigo Pedro Cháirez Acosta de 77 años, asegura que en el ejido pasan situaciones serias.

"Pos ni quien los defienda", refiriéndose con ello a que no existe vigilancia y la oscuridad del sector permite que los jóvenes comentan varias faltas administrativas.

En cuanto al baile que conmemora la fundación del ejido Alamito, donde Pedro Acosta remata: “Pos sí habrá baile pero con este frío quién va a querer salir a mover el esqueleto. Mejor nos acostamos temprano pa cuidarnos”.