Ejido mantendrá amparo contra Macrolibramiento

Proceso de elección de autoridades mueve a dos grupos a intentar controlar la asamblea, clave para “legalizar” las obras de la carretera concesionada.
La elección de la mañana de ayer fue convocada a las once de la mañana.
La elección de la mañana de ayer fue convocada a las once de la mañana. (Cortesía)

Guadalajara

Por segunda convocatoria, 35 ejidatarios eligieron ayer nuevas autoridades de la mesa directiva de La Capilla, ejido enclavado en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, y cuya actuación es la llave para que se defina el futuro de una de las dos suspensiones de amparo que impiden ahora que se realice de forma legal las obras del Macrolibramiento de Guadalajara.

Hasta el día de hoy, si bien los trabajos de la constructora Ideal SA, de Grupo Carso, no han sido detenidos, la realidad es que desde abril de 2014 no se otorgó prórroga a la manifestación de impacto ambiental necesaria para ejecutar el proyecto, en la totalidad del trazo de 111 kilómetros, lo que pone en el filo de la legalidad los trabajos, que en todo momento han sido sancionados de forma positiva por el Centro Jalisco de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

El juicio de amparo es el 942/2012, del cual está vigente una suspensión. Recientemente, un grupo proclive al acuerdo con la SCT, liderado por Ignacio Arana Ortiz, se presentó en el juicio y pidió que sus promotores fueran desconocidos al tratarse de autoridades supuestamente investidas legalmente. Pero su proceso de elección está impugnado en el Tribunal Unitario Agrario número 15, y ni siquiera se le dio registro al acta de asamblea en el Registro Agrario Nacional.

El juez cuarto de Distrito en Materias Administrativa y del Trabajo señaló que al encontrarse subjudice (en suspenso) la representación, no podían presentarse al juicio. Su superior, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Tercer Circuito, le pidió reconocer su derecho a presentarse, mas no a desistirse mientras no se resuelva el juicio agrario previo (queja 78/2013).

Por eso era tan importante la elección de la mañana de ayer, convocada a las once de la mañana. Los asesores de ambos grupos, el de los amparistas, encabezado por Pedro León Corrales, y el de los que pretenden el acuerdo con la SCT, bajo la asesoría de Carmen Figueroa, midieron fuerzas. El grupo de Figueroa se apersonó antes en la casa ejidal, pero al realizarse la asamblea, se separó e hizo su propio acto protocolario. Hubo representantes de instituciones de gobierno, de la Procuraduría Agraria y policías; y a partir de la siguiente semana se conocerán las consecuencias de las acciones legales de ambos grupos. 

De unos 50 presentes, 36 se decantaron por elegir como nuevo presidente a Humberto Gonzalez  Jiménez, como secretario a José Sánchez Ortiz y como tesorero Santiago Bravo Rizo. 

“Como a las 9.30 am, los abogados, gestores de la SCT a favor del Macrolibramiento, como son Carmen Figueroa , su hermana y una persona de nombre Oscar entraron a la casa ejidal y cerraron por dentro sin permitir el paso. Con la vigilancia de la policía municipal y de la Fuerza Única, y con la presencia de un enviado del Gobierno de Jalisco, se realizo la asamblea general de ejidatarios (...) a las once de la mañana, los ejidatarios encabezados por Antonio Covarrubias, el comisariado saliente, exigieron que se abriera la casa ejidal para realizar la asamblea, lo cual se realizó”, dijo León Corrales.

“Con la intervención de la PA se les pidió que se retiraran los abogados que estaban en el interior para que los ejidatarios realizaran la asamblea y se negaron, los enviados de la PA. se retiraron del lugar y el secretario del comisariado saliente, Víctor Madrigal Miramontes, pasó lista de presentes en la puerta, con el padrón de ejidatarios y pasaron a la casa ejidal: asistieron un total de 45 ejidatarios y se declaró instalada la asamblea general de ejidatarios (...) se hizo el registro de planillas y se registra la planilla roja, única, que fue votada por 36 (...) los del grupo disidente realizaron actos aislados de firma de documentos y votación al fondo de la casa ejidal”, añadió.

El asesor agregó: “Se presume que el grupo de ejidatarios disidentes que se retiraron antes de la terminación de asamblea presentarán un documento que le llamarán acta de asamblea general de ejidatarios; sin embargo una vez constituida la asamblea todos los acuerdos se toman por mayoría y los disidentes al no contar con mayoría no pueden acreditar documentos legales”. En todo caso, la batalla por la representación de La Capilla no termina. Permanece el amparo y la suspensión contra la obra, y solamente una mayoría de la asamblea, esa que se disputaron ayer los dos grupos, puede cambiar la historia.

La inconformidad

El Ejido La Capilla se inconformó contra el paso del Macrolibramiento por sus tierras por diversas razones, entre las que destacan el bajo precio de indemnización otorgado, los daños a los caminos vecinales y la modificación de la hidrología de la zona, que puede provocar inundaciones en parcelas productivas

Otra de las preocupaciones de los ejidatarios nace del daño de largo aliento que se va a generar en el arroyo de Los Sabinos, el cual es parte de un área natural protegida estatal, lo cual no ha sido obstáculo para poner la carretera a escasos 40 metros del cuerpo de agua