Ejidatarios de Ayotitlán abren queja ante la CNDH

Desconoce el paradero de trece detenidos por la policía de Colima en el enfrentamiento de ayer frente a las instalaciones de Peña Colorada.

Guadalajara

Tras el enfrentamiento de policías estatales y judiciales de Colima con medio millar de ejidatarios de Ayotitlán, que dejó un saldo de 13 detenidos y 12 lesionados del grupo campesino, los asesores de la comunidad Nahua abrieron una queja "con carácter de urgente" ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El recursos fue ejercido la noche de ayer luego de conocerse el saldo completo de la refriega en la zona contigua de las instalaciones de la minera Peña Colorada, donde los ejidatario habían instalado un plantón desde la mañana de ayer en una acción de restitución de su territorio ejidal ante la negativa de la empresa transnacional -principal productora de hierro del país-, a entregarles una compensación por el mineral extraído y por la renta de 1200 hectáreas que utiliza para sus diversos procesos.

los responsables del ejido señalaron horas antes del incidente, a representantes de la policía colimense, que contaban con una suspensión de plano en el marco de juicio de amparo 462/2013, que impide la fábrica realizar cualquier proceso de extracción o beneficio de metal dentro de la superficie de dotación de Ayotitlán.

"Esa ejecutoria ha sido violada por el gobierno de Colima y lo vamos hacer valer ante los tribunales federales; además de la queja ante la CNDH, estamos en proceso de interponer amparos penales por la detención arbitraria de 13 ejidatarios y asesores, de los cuales no conocemos a ciencia cierta su paradero y podría estar en peligro su vida; y además haremos valer la ejecutoria del amparo exigiendo el gobierno de Colima sea sancionado por desacato", dijo esta mañana el asesor legal de los campesinos, Pedro León Corrales, del Instituto de Derecho Ambiental (IDEA) de Guadalajara.

El representante legal señaló que ya se realizan gestiones para lograr la liberación de los detenidos, que presuntamente se encuentran en los separos judiciales de la ciudad de Colima, y advirtió que se llegará hasta las últimas consecuencias en la exigencia de justicia; hace responsable del destino de los detenidos al gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno y a los directivos de la empresa minera que forma parte del grupo Ternium, con sede en Monterrey, Nuevo León.