Falta de ejercicio es causa de debilidad visual y auditiva: IMSS

Síntomas de alerta son la dificultad para leer o realizar actividades que impliquen visión fina, hipoacusia, pérdida de memoria e insomnio sin causa aparente.

Guadalajara

La actividad física no sólo tiene incidencia en la reducción de riesgos de enfermedades crónico-degenerativas, como obesidad, diabetes mellitus e hipertensión arterial, sino que juega un papel esencial en el funcionamiento de órganos como ojos y oídos.

Luz María Arce Romero, jefa del servicio de Oculoplástica del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco indicó que visión y audición mermadas, sin una causa predeterminada en apariencia, podría sugerir un inadecuado estilo de vida.

“Es un hecho que hacer ejercicio ayuda a la vista porque se activa la circulación en general, hay mayor oxigenación de músculos, del cerebro, por lo que mejoran funciones asociadas, incluido también el aparato auditivo”, detalló.

Algunos síntomas son dificultad para leer o realizar trabajos o hobbies que requieren una visión detallada, es decir la costura, el dibujo, la reparación de objetos, pérdida de la capacidad auditiva, disminución de la memoria y dificultad para conciliar el sueño.

Esta condición de salud puede ser detectada durante los chequeos anuales, pero, lamentó la experta en Oftalmología, son pocas las personas que se los realizan.

Hay personas que postergan síntomas asociados al sentido de la vista durante años e incluso décadas, considerándolo un mal menor o pasajero, no obstante lo ideal es obtener una evaluación médica completa de manera frecuente e integrar a la vida cotidiana hábitos como ejercitarse, beber agua simple, consumir frutas y verduras y abandonar adicciones como el tabaco y el alcohol.