Califican de "inservibles" las obras en Cuatro Ciénegas

En opinión de la Secretaria de Medio Ambiente, Eglantina Canales, algunos de los trabajos deberían terminarse a la brevedad y otros cancelarse totalmente, pues no aportan beneficio a la entidad.
Eglantina Canales, Secretaria de Medio Ambiente.
Eglantina Canales, Secretaria de Medio Ambiente. (Ana Ponce)

Cuatro Ciénegas, Coahuila

Eglantina Canales, Secretaria de Medio Ambiente, afirmó que "son obras inservibles las que se realizan en Cuatro Ciénegas.

"Unas deberían terminarse y otras cancelarse, "La de la Poza de Becerra, la de la Poza de la Tecla, el canal de Julio Arredondo y la que nunca empezaron 'gracias a Dios' en el Saca Salada, ahí lo que tienen que hacerse son diques, deberían terminar la Tecla sobre todo".

"Cuatro Ciénegas es un tema pendiente que la funcionaria no quisiera llevarse luego de que concluya la actual administración".

Enfatizó que entubar la 'Saca Salada' es como acabar con el valle; ya se ha insistido a la Comisión Nacional del Agua sobre la conclusión de la obra en la "Poza de la Tecla" y se tiene la promesa de que será concluida en el próximo año. 

Canales explicó que en la "Poza de la Tecla" se tendría que levantarse un muro y un desvío de agua, en la "Poza de la Becerra" se deberían cancelar los canales que no tienen uso.

"En la de 'Julio Arredondo' yo no le haría nada, yo no le veo ningún caso, la cancelaría, se pretende entubarla, siempre entubarla, ¿para qué?".

"Quisiera que Cuatro Ciénegas estuviera en Chihuahua o Tamaulipas para que no nos tocara, pero nos tocó 'el privilegio y el problema´, al principio de la administración, la relación con la CONAGUA fue sumamente complicada, pero la hemos ido haciendo más amable".

Manifestó que la postura desde su cargo y como parte del Gobierno del Estado es que se debe pensar en el recambio de actividades productivas, pues Cuatro Ciénegas es un lugar que tiene vocación agrícola y ganadera y no tiene por qué perderla y se puede eficientar o recambiar productos.

"Eglantina añadió que el tratamiento de las aguas residuales también es un grave problema que está pendiente, es peor que una laguna de oxidación".

Así como evitar que no se muera el pueblo, pues solo se pone atención de lo que ocurre en el valle, que es área protegida, sin embargo, señala que hay problemas más graves que atender en la región, como la escasez del agua, consecuencia de la indiscriminada apertura de pozos en el "Valle del Hundido". 

Enfatizó que es algo que hay que atender si se pretende conservar la tercera vocación de Cuatro Ciénegas que es el turismo.

"Es una pseudo laguna de evaporación, que aparte de que tiene un problema de contaminación muy serio en los cambios de cultivo, cuando se rebasa en la época de lluvia y se vierten hacia el canal de riego de la "Becerra" y nos hace otro tipo de problemas".

Afirmó ya está planteado ante el CEAS y otras instancias, así como la propuesta de una planta pasiva para tratar las aguas residuales, con lo que se lograría arreglar un problema que es "Nacional".