“Educación, la única revolución que puede cambiar a un país”

Presenta Savater su libro “Figuraciones mías” en la Feria Nacional del Libro UAP
Fernando Savater en la inauguración de la Feria Nacional del Libro Puebla 2014.
Fernando Savater, entre los 40 invitados al evento de lectura. (Foto: Andrés Lobato)

Puebla

"Sólo he sido un maestro, profesor de filosofía", aceptó el español Fernando Savater durante la presentación de su libro "Figuraciones mías", realizada como acto inaugural de la Feria Nacional del Libro 2014 de la UAP, en su edición número 27.

Con una humildad poco frecuente entre quienes opinan, Savater siempre ha recordado que no es sino el hijo de una maestra de primaria, aceptó que él no tiene un método o un sistema de pensamiento como el de Heidegger, y se asumió como un divulgador de la filosofía.

Tranquilo y sonriente, el pensador de origen vasco fue interrogado mientras se encaminaba a la presentación de su texto sobre la violencia que prevalece en el mundo, a lo cual respondió: "Espero que poco a poco vaya resolviéndose. Es un problema grave porque dificulta mucho la convivencia; sobre todo, afecta a las personas más jóvenes".

En su país, el problema no es menor y así lo ve Savater indicó: "España pasa por muchas crisis pero tiene unas amplias autonomías. De momento, de lo más peligroso que tenemos es la crisis económica: el paro, el desempleo y todo esto es una amenaza para todas las convivencias del país, en realidad. Yo creo que no es bueno para nadie".

Savater dejó en claro que cree en una revolución. "La educación es la única revolución no sangrienta que puede cambiar los cursos de lo que está cambiando en el país. Porque la educación es la lucha contra la fatalidad, la que dice que el hijo del pobre tiene que ser pobre, y que el hijo del ignorante siempre tiene que ser ignorante".

El español afirmó que es indispensable que la educación sea una preocupación pública, no sólo en su financiación, sino en todo lo que implica.

En el Teatro del CCU, el pensador escuchó la presentación que hicieron de él el rector de la UAP, Alfonso Esparza y la directora de Fomento Editorial, Ana María Huerta, quien se notaba francamente emocionada por la visita de Savater a la universidad.

Savater afirmó que su más reciente volumen es un conjunto de reflexiones sobre su vida cultural, sobre preocupaciones y obsesiones suyas, entre las cuales está, aseguró, por supuesto la educación, a la que ha dedicado la mayor parte de su vida y de su obra. Por ello, destacó, el tema tiene un apartado, lo mismo que lo tiene el poeta Octavio Paz, de quien aseguro el español, mucho aprendió.

En un mundo donde la tendencia es la desaparición de las humanidades de los planes de estudio, sobre todo en la educación media y media superior, Fernando Savater fue contundente ayer al afirmar: "El humanismo permite ir más allá de las estrecheces".

La educación debe ser una preocupación pública, siempre, insistió el español, pero agregó una reflexión ayer: "A veces parece que sólo educamos a los niños y a los jóvenes para que sean empleados, y no hay una buena educación para que sean buenos ciudadanos. Debemos formar una ciudadanía que sepa los valores de obedecer y de rebelarse".