Basura en Azcapotzalco, por poca educación cívica

La directora de Servicios Urbanos de la demarcación urgió a la ciudadanía a colaborar para acabar con este problema, pues los tiraderos a cielo abierto perjudican la salud.

Ciudad de México

Las campañas de recolección de basura en la Delegación Azcapotzalco no han tenido el éxito deseado debido a la poca educación cívica que tienen algunas personas, denunció Ericka Rojas, directora general de Servicios Urbanos de esta demarcación política.

En entrevista con Milenio Digital, agregó que el problema se acentúa porque hay muchas personas que vienen en sus vehículos del Estado de México, llamados "Porreros" y tienen zonas muy localizadas para tirar sus desechos, como es el caso de la avenida Tezozomoc.

Comentó que cuando las autoridades delegacionales sorprenden a uno o más ciudadanos tirando basura en la vía pública, los detienen, pero de inmediato los vecinos de la zona impiden que sean presentados al juez calificador, a fin de que se les aplique la sanción correspondiente (de 10 a150 salarios mínimos).

"Hacer la remisión no es tan fácil, porque a veces los mismos vecinos dicen primero sí, porque consideran que hay que terminar con este problema, y luego dicen no, pobrecitos cómo se los van a llevar a la delegación, es decir, la gente no entiende que mientras sigan proliferando los tiraderos a cielo abierto, su salud y la de sus familias está en riesgo, al igual que la de las demás personas", destacó.

Por eso, agregó, que hace falta mucha educación cívica para cumplir a cabalidad, el objetivo de mantener limpio Azcapotzalco, y a la vez es preocupante porque finalmente quien tira la basura no se pone a pensar en el daño que causa al medio ambiente y a los niños, principalmente.

En este sentido, Ericka Rojas pidió a los habitantes de la zona hacer un poco de conciencia, ya que aparte de provocar infecciones al utilizar las calles como depósitos de basura, cuando vengan las lluvias estos residuos tapan las coladeras y drenajes, situación que provoca una serie de enfermedades.

Ante esta situación, abundó, se realizan pláticas con los representantes vecinales, para crear conciencia de lo nocivo que resulta tirar la basura en la calle; sin embargo, "convocas a la gente y no acude, por lo que hay que andar tras de ellos, para explicarles está problemática.

"Hacer consciencia y tener educación, son factores necesarios para salir adelante", aseveró la funcionaria pública, quien señaló que las autoridades delegacionales, no quieren consignar a nadie por tirar basura, pero si no hay otro remedio se tendrá que aplicará la ley, puesto que existen los camiones de recolección suficientes y se han difundido varias campañas, para solucionar el problema de la basura, y no se han obtenido buenos resultados, insistió la directora general de Servicios Urbanos de Azcapotzalco.