Educación y Seguridad las más sancionadas: SFP

En todo el país, se han aplicado 10 mil 500 sanciones a servidores públicos, detalla el encargado del despacho federal, Alfonso Olivas.
El hidalguense, funcionario federal de la Función Pública, ayer en su visita a Pachuca.
El hidalguense, funcionario federal de la Función Pública, ayer en su visita a Pachuca. (Héctor Mora)

Pachuca

El encargado del despacho de la Secretaría de la Función Pública federal, Julián Alfonso Olivas Ugalde, señaló que se han recuperado más de 2 mil 196 millones de pesos derivado de los ejercicios de fiscalización que realizan los órganos internos de control durante las auditorias practicadas a estados y municipios, recursos que se aplicaron indebidamente o que se desviaron. El funcionario, que originalmente es titular de la Subsecretaría de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, acudió ayer a la capital hidalguense, de donde es originario, para atestiguar la premiación de diversos proyectos relativos a la Contraloría Social.

Aclaró que las áreas con más sanciones son correspondientes con las que tienen mayor número de empleados, como Educación o Seguridad Pública, y que fueron impuestas a 9 mil 822 funcionarios públicos, 8 mil 339 por parte de la SFP, y mil 483 por las contralorías estatales. Además comentó que estos recursos monetarios reingresan al presupuesto federal y se van a los programas públicos.

“Se han aplicado 10 mil 500 sanciones a servidores públicos federales, lo que permite dar medidas ejemplares para que no se reiteren este tipo de conductas, con sanciones que van desde la amonestación hasta la destitución y en su caso la inhabilitación”, advirtió el funcionario federal.

Detalló que se han hecho dos denuncias penales, una de ellas a un órgano de la Secretaría de Salud, donde se desviaron cerca de 4 millones de pesos, y otra por el mal manejo de 388.5 millones de pesos de la Comisión Nacional de Vivienda, esto en el estado de Tabasco, donde el señalado fue José Manuel Saíz Pineda, ex Secretario de Finanzas en la Administración del entonces mandatario Andrés Granier.

Saiz fue denunciado ante la PGR por la SFP por un mal manejo de los recursos destinados a la construcción de viviendas para damnificados por las inundaciones de 2007. En dicho caso, y mediante un comunicado, la SFP informó que también fue denunciado el ex Presidente Municipal de Villahermosa, Evaristo Hernández, así como cuatro ex empleados de la Comisión Nacional de Vivienda y seis ex trabajadores del gobierno de Tabasco.

En este sentido, Olivas Ugalde precisó que “en ocasiones, un mismo funcionario público puede recibir hasta dos sanciones, cuando se trata de destitución y adicionalmente otra de carácter económico”, y detalló también que hasta el 15 de noviembre pasado, la Secretaría logró reintegrar a la Tesorería de la Federación 2 mil 196 millones de pesos.

Al hacer desglose del total de los recursos, el encargado del despacho de la SFP dio a conocer que, derivado del trabajo de los Órganos Internos de Control, la suma asciende a mil 457.8 millones de pesos; y en lo referente a las auditorías a recursos federales practicadas a estados y municipios, el monto fue de 738.6 millones de pesos.

Con la reciente aprobación del Presupuesto 2014, el funcionario recordó que el monto es el más alto en la historia, y señaló que por ello “la labor de vigilancia del correcto ejercicio de los recursos públicos será decisiva para lograr que esta oportunidad se aproveche al máximo”.

En Hidalgo, a media tabla

El mandatario estatal Francisco Olvera Ruiz, desestimó las mediciones como las del Índice de Percepción de la Corrupción que periódicamente se dan a conocer: “pasa que son muchas las variables que toma en cuenta un análisis de estos… y las variables se hacen para todos, no se diferencian”, argumentó.

Yo diría que en el estado de Hidalgo estamos bien, dijo el mandatario, “de hecho parte de lo que nos ha comentado el encargado de la Secretaría de la Función Pública es que es de los estados que tienen menos observaciones y menos problema de transparencia. Pero IPCO no nada más mide eso, sino que sale a la calle y pregunta la percepción de la gente y si ésta recién estuvo afectada porque no la trató bien un agente de tránsito, pues eso nos afecta a todos”.

Finalmente, reconoció que en este estado “no hemos estado en los primeros lugares, hemos estado, como se dice, ‘a media tabla’, pero trabajamos todos los días para mejorar nuestra posición porque no basta hacer las cosas, sino también hay que cambiar y mejorar la percepción de la gente”.