Informe de Olmos fue un chantaje: Natalia Virgil

La síndico de Vigilancia, lamentó que el alcalde de Torreón haya hablado de amenazas y de que su vida ha estado en riesgo al hacer frente a la inseguridad.
Último informe de gobierno de Eduardo Olmos.
Último informe de gobierno de Eduardo Olmos. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

La síndico de Vigilancia, Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde de Torreón, Eduardo Olmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida ha estado en riesgo al hacer frente al problema de la inseguridad.

Dijo que quien ha sufrido las verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos, quienes no cuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.


Agregó que no es correcto crear compasión para justificar que no ha rendido resultados, ya que en materia de inversión y servicios públicos la administración está en números rojos.

Comentó que la ciudadanía tiene la percepción de que los funcionarios de la administración no rindieron resultados, en lo que se incluye.

"No es correcto crear compasión, para justificar que no ha rendido resultados".

Refirió que dentro de su informe, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda el municipio y se dedicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha no se cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechos delictivos.

Además, señala que no reclutó la cantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueron entregadas, como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas 20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

Mientras que la inversión en materia de obra pública se mantuvo lineal, con excepción del 2012, cuando se destacó el egreso por el financiamiento del estacionamiento de la Plaza Mayor, que se financió con un crédito que se contrajo a 10 años.

Aunque comentó que se destacaron los logros en el rubro de la seguridad, agregó que a la fecha no se cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechos delictivos.

Además no reclutó la cantidad de policías suficientes. Se presumió prestaciones que no fueron entregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde el apoyo se limitó a 20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

ndico de Vigilancia,Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde de Torreón, EduardoOlmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida ha estado en riesgo alhacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quien ha sufridolas verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos, quienes nocuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó que no es correctocrear compasión para justificar que no ha rendido resultados, ya que en materiade inversión y servicios públicos, la administración está en números rojos.  

 

Comentó que la ciudadanía tienela percepción de que los funcionarios de la administración no rindieronresultados, en lo que se incluye.

 

Refirió que dentro de suinforme, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda el municipio y sededicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha no se cuenta conuna policía que tenga una reacción oportuna ante los hechos delictivos.

 

Además no reclutó lacantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndico de Vigilancia,Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde de Torreón, EduardoOlmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida ha estado en riesgo alhacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quien ha sufridolas verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos, quienes nocuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó que no es correctocrear compasión para justificar que no ha rendido resultados, ya que en materiade inversión y servicios públicos, la administración está en números rojos.  

 

Comentó que la ciudadanía tienela percepción de que los funcionarios de la administración no rindieronresultados, en lo que se incluye.

 

Refirió que dentro de suinforme, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda el municipio y sededicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha no se cuenta conuna policía que tenga una reacción oportuna ante los hechos delictivos.

 

Además no reclutó lacantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndico de Vigilancia,Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde de Torreón, EduardoOlmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida ha estado en riesgo alhacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quien ha sufridolas verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos, quienes nocuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó que no es correctocrear compasión para justificar que no ha rendido resultados, ya que en materiade inversión y servicios públicos, la administración está en números rojos.  

 

Comentó que la ciudadanía tienela percepción de que los funcionarios de la administración no rindieronresultados, en lo que se incluye.

 

Refirió que dentro de suinforme, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda el municipio y sededicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha no se cuenta conuna policía que tenga una reacción oportuna ante los hechos delictivos.

 

Además no reclutó lacantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndico de Vigilancia,Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde de Torreón, EduardoOlmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida ha estado en riesgo alhacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quien ha sufridolas verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos, quienes nocuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó que no es correctocrear compasión para justificar que no ha rendido resultados, ya que en materiade inversión y servicios públicos, la administración está en números rojos.  

 

Comentó que la ciudadanía tienela percepción de que los funcionarios de la administración no rindieronresultados, en lo que se incluye.

 

Refirió que dentro de suinforme, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda el municipio y sededicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha no se cuenta conuna policía que tenga una reacción oportuna ante los hechos delictivos.

 

Además no reclutó lacantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndicode Vigilancia, Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde deTorreón, Eduardo Olmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida haestado en riesgo al hacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quienha sufrido las verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos,quienes no cuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó queno es correcto crear compasión para justificar que no ha rendido resultados, yaque en materia de inversión y servicios públicos, la administración está en númerosrojos.  

 

Comentó quela ciudadanía tiene la percepción de que los funcionarios de la administración norindieron resultados, en lo que se incluye.

 

Refirió quedentro de su informe, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda elmunicipio y se dedicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha nose cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechosdelictivos.

 

Además no reclutóla cantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndicode Vigilancia, Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde deTorreón, Eduardo Olmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida haestado en riesgo al hacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quienha sufrido las verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos,quienes no cuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó queno es correcto crear compasión para justificar que no ha rendido resultados, yaque en materia de inversión y servicios públicos, la administración está en númerosrojos.  

 

Comentó quela ciudadanía tiene la percepción de que los funcionarios de la administración norindieron resultados, en lo que se incluye.

 

Refirió quedentro de su informe, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda elmunicipio y se dedicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha nose cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechosdelictivos.

 

Además no reclutóla cantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndicode Vigilancia, Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde deTorreón, Eduardo Olmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida haestado en riesgo al hacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quienha sufrido las verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos,quienes no cuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó queno es correcto crear compasión para justificar que no ha rendido resultados, yaque en materia de inversión y servicios públicos, la administración está en númerosrojos.  

 

Comentó quela ciudadanía tiene la percepción de que los funcionarios de la administración norindieron resultados, en lo que se incluye.

 

Refirió quedentro de su informe, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda elmunicipio y se dedicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha nose cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechosdelictivos.

 

Además no reclutóla cantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndicode Vigilancia, Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde deTorreón, Eduardo Olmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida haestado en riesgo al hacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quienha sufrido las verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos,quienes no cuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó queno es correcto crear compasión para justificar que no ha rendido resultados, yaque en materia de inversión y servicios públicos, la administración está en númerosrojos.  

 

Comentó quela ciudadanía tiene la percepción de que los funcionarios de la administración norindieron resultados, en lo que se incluye.

 

Refirió quedentro de su informe, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda elmunicipio y se dedicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha nose cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechosdelictivos.

 

Además no reclutóla cantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.

La síndicode Vigilancia, Natalia Virgil Orona, calificó de chantaje que el alcalde deTorreón, Eduardo Olmos Castro, haya hablado de amenazas y de que su vida haestado en riesgo al hacer frente al problema de la inseguridad.

 

Dijo que quienha sufrido las verdaderas consecuencias de la problemática son los ciudadanos,quienes no cuentan con equipo de seguridad para salir a las calles.

 

Agregó queno es correcto crear compasión para justificar que no ha rendido resultados, yaque en materia de inversión y servicios públicos, la administración está en númerosrojos.  

 

Comentó quela ciudadanía tiene la percepción de que los funcionarios de la administración norindieron resultados, en lo que se incluye.

 

Refirió quedentro de su informe, no rindió cuentas del endeudamiento con el que queda elmunicipio y se dedicó a destacar el rubro de la seguridad, cuando a la fecha nose cuenta con una policía que tenga una reacción oportuna ante los hechosdelictivos.

 

Además no reclutóla cantidad de policías suficientes y presumió prestaciones que no fueronentregadas como el caso de las viviendas para los elementos, donde solo fueron otorgadas20 casas dado que no se cumplieron las aportaciones para el resto.