Justicia federal decidirá la libertad de Eduardo Mosqueda

El joven litigante ha solicitado al juez Primero de Distrito de Colima que le otorgue libertad bajo caución por los hechos del pasado 22 de julio frente a la minera Peña Colorada.
En torno al joven pasante de derecho se ha instituido un movimiento ante la opinión pública y las redes sociales que reclama su liberación, #NosFaltaEl34
En torno al joven pasante de derecho se ha instituido un movimiento ante la opinión pública y las redes sociales que reclama su liberación, #NosFaltaEl34 (Especial)

Guadalajara

El Juzgado Primero de Distrito de Colima, con cabecera en la capital de esa entidad, ha determinado tomar bajo su tutela la posible libertad del litigante Eduardo Mosqueda Sánchez; esto significa que el juez penal que lleva su causa debe dejar en manos del tribunal federal la decisión solicitada por sus defensores de que se le fije fianza para que enfrente en libertad el proceso, abierto bajo diversas acusaciones que le imputa la Procuraduría de Justicia de Colima, dentro de la misma causa de otros 33 ejidatarios nahuas de Ayotitlán que fueron detenidos, junto con el pasante, en los hechos frente a la minera Peña Colorada, el pasado 22 de julio de 2015.

Del total de detenidos, sólo Mosqueda Sánchez permanece en prisión, pues la Secretaría General de Gobierno de Jalisco se negó a apoyar la causa de su libertad bajo el argumento de que “no es ejidatario”, sin reconocer expresamente que esta negativa deriva de su conflicto con el Instituto de Derecho Ambiental (Idea), para el cual trabaja el joven litigante, y con el que el gobierno tiene numerosos desencuentros por diversas acciones legales promovidas contra grande proyectos como el Macrolibramiento de Guadalajara, el desarrollo turístico de Chalacatepec y la ampliación del Aeropuerto de Guadalajara, entre otros.

El amparo tiene el expediente 1173/2015, y contiene un incidente denominado 1173/2015-III, contra actos del juez primero de lo penal de la ciudad de Colima y el director del Centro de Reinserción Social del estado, enclavado en la misma ciudad, donde el detenido permanece resguardado desde los hechos del 22 de julio.

“Con fundamento en el artículo 136, primer párrafo, de la Ley de Amparo, se concede a Eduardo Arturo Mosqueda Sánchez, la suspensión provisional por cuanto las consecuencias del auto de formal prisión reclamado, para el efecto de que quede a disposición de este Juzgado Primero de Distrito únicamente en lo que se refiere a su libertad personal, y a disposición del Juez Primero de lo Penal de esta ciudad de Colima para la continuación del procedimiento en la causa penal de donde surge el auto de formal prisión reclamado en el lugar en que se encuentra privado de su libertad”, determina el juzgado federal.

De acuerdo a la defensa de Mosqueda Sánchez, el juez penal enviará su informe y con base en el mismo, se pronunciará en definitiva el juez federal. La condición para otorgar esta libertad deriva de que el juez del fuero común no haya recibido ni se hubiera pronunciado sobre el otorgamiento de fianza para la libertad caucional, de acuerdo a los oficios de la suspensión provisional, de los que MILENIO JALISCO recibió copia.

En torno al joven pasante de derecho se ha instituido un movimiento ante la opinión pública y las redes sociales que reclama su liberación, pues consideran que los gobiernos de Jalisco y Colima lo han tomado de rehén de sus intenciones de retomar el control del ejido Ayotitlán y conciliarlo con los intereses de la minera Peña Colorada. La campaña se sigue bajo el hashtag #NosFaltaEl34. El gobierno de Jalisco no ha respondido formalmente a la demanda de la liberación del joven Mosqueda Sánchez.